Escucha esta nota aquí

La Cooperativa de Telecomunicaciones de Santa Cruz (Cotas) demorará hasta dos años en recuperar los recursos que exfuncionarios sustrajeron en un millonario robo que se destapó en 2019. Por otro lado, se supo que la comisión de fiscales que investiga el caso cerró la primera etapa del proceso y presentó una acusación formal contra los involucrados en el delito.

Fue la propia cooperativa que confirmó estos datos a EL DEBER que consultó a la operadora sobre los avances del proceso que generó un escándalo que involucró a altos ejecutivos de la institución.

“Tomamos conocimiento, por parte del abogado que patrocina a Cotas, de que la comisión de fiscales ya habría presentado la acusación formal dentro de este proceso. A la fecha no tenemos el documento (acusación) en nuestro poder, pero conocemos que se habría notificado ya con la acusación presentada por la comisión de fiscales”, señalaron desde la operadora. 

Luego la cooperativa explicó que “se habría cerrado la etapa investigativa e iniciaría una nueva etapa dentro del proceso; es decir, el juicio oral contra las personas que fueron acusadas” por la comisión de fiscales. 

Reparación de daños

Se consultó a Cotas sobre qué acciones realizó para recuperar parte de los recursos robados y desde la operadora indicaron que se anotó los bienes de todos los imputados en este proceso. Sin embargo, admitió que transferir estas propiedades a favor de la cooperativa tomará tiempo.

“A la fecha se tiene embargados bienes muebles e inmuebles de los imputados, que pueden ser revertidos a favor de Cotas en caso de que los imputados sean sentenciados culpables. Pero según los procedimientos jurídicos, esto puede demorar entre uno y dos años”, indicaron.

Auditoría

Se consultó a la cooperativa sobre los resultados de la auditoría externa que las autoridades judiciales exigieron para complementar las investigaciones del caso. Ante la interrogante explicaron que “no se pudo realizar durante todo el año 2019 porque el Ministerio Público mantuvo la documentación retenida y precintada”.

A partir de este año se pudo realizar la licitación pública, junto con el ente regulador, la Autoridad de Fiscalización y Control de Cooperativas (Afcoop), habiéndose adjudicado y realizado durante este año. Sus resultados no se conocen aún porque la Afcoop tiene pendiente resolver algunas observaciones”, señaló.

El año pasado una auditoría interna detectó irregularidades en el programa Cotas en Cuotas, que permitía a los socios de la cooperativa adquirir equipos para el hogar; mediante una simple solicitud y pagar los productos a crédito. Sin embargo, exfuncionarios realizaron pedidos ficticios para adquirir esos equipos y venderlos en el mercado negro. 

Inicialmente se calculó que los daños llegarían a 7,7 millones de dólares, pero se calcula que podría ser mucho más.

Por este caso, están imputadas varias personas entre las que se encuentran el ex presidente de la cooperativa, Iván Uribe, y altos exfuncionarios.

Comentarios