Escucha esta nota aquí

La autoridad de Fiscalización de Electricidad y Tecnología Nuclear (AETN) ordenó a las diferentes distribuidoras conciliar con sus usuarios el pago por el servicio entre abril y junio. El ente regulador estableció también que las operadoras podrán negociar un plan de pagos que se ajuste a cada usuario.

La orden quedó formalizada en la resolución de Nº 232/2020. En el documento “instruye a las empresas Distribuidoras y los Consumidores No Regulados a regularizar los pagos de las transacciones emitidas en los meses de abril, mayo y junio de 2020, hasta el 30 de octubre”.

Desde marzo, Bolivia vive en estado de emergencia sanitaria por la presencia del coronavirus. Para frenar el avance de la enfermedad el Gobierno decretó una cuarentena rígida. Esta medida frenó la economía y el ingreso de las personas.

Ante esto, el Gobierno realizó el pago de todas las facturas de electricidad menores a Bs 120 y estableció descuentos que iban desde el 50, 40, 30 y 20%, para los recibos con consumos más elevados.

Incluso - por el complejo panorama - ordenó a las distribuidoras no cortar el servicio a las personas que, pese al descuento o antes de este, no cancelaron el servicio. 

Sin embargo, la situación cambió con la flexibilización de las medidas adoptadas en marzo. Incluso la AETN autorizó a las empresas y cooperativas distribuidoras restablecer el corte del servicio por las facturas impagas. 

Mediante un comunicado, la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) informó que desde el 10 de septiembre procederá al corte del servicio a los usuarios que tengan facturas pendientes de la gestión 2019 y de los meses de enero y febrero de este año.

La entidad anunció que desde octubre se procederá a los clientes con recibos pendientes por los meses de marzo, abril, mayo y junio de 2020.

"Los consumidores interesados en beneficiarse con un plan de pagos podrán solicitarlo en la oficina central de CRE. El solicitante debe ser el titular del servicio de energía eléctrica", señaló la cooperativa.