Escucha esta nota aquí

En dos días, la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) atendió un millar de solicitudes de consumidores que decidieron acogerse al plan de pago de facturas que corresponden a las categorías domiciliaria, comercial e industrial. Otro dato revelado es que la mora, desde octubre de 2019, ronda los Bs 400 millones, de los que Bs 90 millones corresponden al Gobierno que subsidió la tarifa eléctrica de abril a junio, durante la cuarentena total.

La medida de diferimiento de pago de facturas pendientes asoma después de que la autoridad de Fiscalización de Electricidad y Tecnología Nuclear (AETN) ordenara a las diferentes distribuidoras conciliar con sus usuarios el pago por el servicio entre abril y junio. El ente regulador estableció también que las operadoras podrán negociar un plan de pagos que se ajuste a cada usuario.

La orden se formalizó en la resolución de Nº 232/2020. En el documento “instruye a las empresas Distribuidoras y los Consumidores No Regulados a regularizar los pagos de las transacciones emitidas en los meses de abril, mayo y junio de 2020, hasta el 30 de octubre”.

Desde CRE, su gerente comercial Javier Melgar, informó de que desde este 10  se procederá al corte del servicio a los usuarios que tengan facturas pendientes de la gestión 2019 y de los meses de enero y febrero de este año. Desde octubre se extenderá el corte a los clientes cuyos recibos pendientes corresponden a marzo, abril, mayo y junio de la presente gestión.

Con relación a la mora, Melgar afirmó que de octubre de 2019 a febrero de este año se contabilizan 146.000 consumidores con facturas pendientes por un valor de más de Bs 250 millonesAclaró que la deuda corresponde a ese periodo. El universo de usuarios de la cooperativa es de 680.000. 

De marzo a junio, dijo que la mora alcanza los Bs 150 millones, sin contar los Bs 90 millones que todavía el Gobierno tiene que devolver por los descuentos que se hicieron en los meses de abril, mayo y junio. Subrayó que el Ejecutivo abonó abril y debe mayo y junio. "Son cifras importantes que pueden desestabilizar a cualquier empresa", puntualizó Melgar.

Se buscó una versión oficial del Ministerio de Energías sobre la deuda referida por CRE, pero las autoridades de esa cartera de Estado no respondieron el teléfono.