Escucha esta nota aquí

La aprobación de créditos por un monto de $us 704,3 millones que debate la mañana de este martes la Cámara de Diputados, no tiene prevista la asignación de recursos para el bono Salud, que promueve el Órgano ejecutivo, ni el bono Contra el Hambre, que aprobó la semana pasada la Asamblea Legislativa.

Este martes, en su 378ava. sesión ordinaria de la Cámara de Diputados, se tiene previsto tratar dos proyectos de ley de préstamos y financiamientos requeridos por el Órgano Ejecutivo, para la lucha contra el coronavirus.

“(Los proyectos de ley) no manifiestan que son para el pago de otro bono. Tampoco el bono de Salud o para la adquisición de equipamiento de salud o bioseguridad. No es clara (la justificación)”, manifestó a EL DEBER, la presidenta de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, Otilia Choque.

Reposición

El proyecto de Ley 689/2019-2020 “aprueba el convenio de financiamiento 6670-BO/6671-BO con la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y el contrato de préstamo 9115-BO con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) del Banco Mundial (BM) para el 'Proyecto de redes de protección social de emergencia por la crisis del covid-19'. Los convenios alcanzan la suma de $us 254.300.000.

Choque, diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), señaló que la justificación para el desembolso de estos recursos del BM, que expresó el Ejecutivo, es para reponer los créditos del bono Canasta Familiar, bono Familia y bono Universal, que ya se canceló con recursos del Banco Central de Bolivia (BCB). “Sin embargo, no explican si esos recursos serán para devolver al BCB. Solo explican que es para reposición”, acotó.

Renta Dignidad y servicios

El proyecto de ley 731/2019-2020 “aprueba el contrato de préstamo 5039/OC-BO, suscrito entre el Estado Plurinacional de Bolivia y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el apoyo a poblaciones vulnerables afectadas por coronavirus”. El monto del contrato es por $us 450 millones.

El Ejecutivo explicó que es para el Bono Dignidad y para pagar servicios básicos, como energía eléctrica”, reveló la diputada.

Según el proyecto de ley, el componente único del financiamiento, es para la protección de poblaciones vulnerables mediante el uso de programas de transferencias monetarias existentes. El primer subcomponente, tiene que ver con “la protección de poblaciones vulnerables mediante el uso del programa Renta Dignidad”. El segundo subcomponente se refiere a “la protección para apoyar el consumo básico de electricidad de la población vulnerable”.

Bonos

Desde hace varias semanas, la presidenta Jeanine Áñez exige a la Asamblea Legislativa, controlada mayoritariamente por el MAS, que libere recursos crediticios para pagar el Bono Salud, de Bs 500, que anunció crear, para beneficiar a más de tres millones de ciudadanos bolivianos, ante la crisis por la pandemia del coronavirus.

“No hemos tenido respuesta de los asambleístas del MAS y creo que no es el momento de hacer cálculos políticos y estar en mezquindades. Exhortamos a los parlamentarios que piensen en las familias bolivianas y liberen esos créditos para que podamos cancelar el Bono Salud”, ha reiterado la mandataria Áñez.

El jueves pasado, la Cámara de Diputados sancionó el proyecto de ley 'Bono Contra el Hambre' para distribuir Bs 1.000 a madres que reciben el bono Juana Azurduy, personas con discapacidad y adultos que recibieron el bono Universal, que no reciben ningún tipo de salario.