Escucha esta nota aquí

Las primeras impresiones cuentan (y mucho) a la hora de encarar una entrevista de trabajo. Y lo que da forma en último término a tan decisivas primeras impresiones son las cualidades personales y no tanto las habilidades del candidato, según coinciden los expertos en gestión de talento humano o reclutadores.

Al momento de buscar empleo, pensamos primero en el currículum y las palabras precisas para conquistar al contratante. Sin embargo, las tendencias cambiaron y las denominadas ‘hard skills’ o habilidades son las plasmadas en el currículum del candidato. En cambio, hoy se valoran más los ‘superpoderes’ o ‘soft skills’, que son cualidades como el liderazgo, el trabajo en equipo o la comunicación. Y son precisamente las que terminan habitualmente saliendo a flote en las entrevistas de trabajo.

Denise Hurtado, CEO de BPO Center, explicó que en un estudio realizado por Human Value se ve que la principal habilidad requerida en las empresas es comunicación asertiva.

La segunda habilidad es resolución de problemas, pues existen muchos frentes que atender. Le siguen liderazgo y colaboración, ya que estamos inmersos en la ‘era-co’, entendiéndola como un momento de alianzas, de trabajar en comunidad y redes; finalmente se requieren habilidades digitales.

Entre las conductas que nos llevan a generar buenas percepciones humanas están: conductas que muestren empatía hacia el colaborador y su familia, influencia, respeto, interés genuino de contención, asertividad y una comunicación que inspire resiliencia, esperanza y acerque un mejor futuro.

Es tiempo en el que los líderes de las empresas deben impulsar la conexión, la confianza, la co-creación y el desarrollo de la inteligencia colaborativa.

La innovación es clave

Son tiempos digitales, coinciden los expertos en gestión humana.

Paola Querejazu, experta en recursos humanos, precisó que todo lo que son ‘soft skills’ se han convertido en tendencia, primero la colaboración poniendo en relevancia la inteligencia colectiva, que no solo tiene que ver con apoyar a otras áreas, sino tomar en cuenta la opinión de otras áreas; la innovación, porque se hacen las cosas de manera más eficiente que generen valor. Y otra habilidad es la agilidad, la capacidad de adelantarte al cambio y actuar con rapidez.

Enrique Ferreyra, de Consulters Home, tiene un pensamiento más disruptivo. “Las habilidades blandas son importantes; sin embargo, estamos en un momento de emergencia, un momento de ‘entregables’ y un momento digital. Eres un vendedor 2.0, eres un ingeniero 2.0, usa las redes sociales para hacer presencia”, dijo.

Comentarios