Escucha esta nota aquí

A días de que las próximas elecciones, y por ende a un mes de que asuma otro Gobierno – si es que no hay segunda vuelta -, cuatros son los puntos que debe atender la nueva presidente de la estatal YPFB, Katya Diederich, según el criterio de dos expertos consultados por EL DEBER.

La nueva ejecutiva será la cuarta personas en menos de un año, en tomar las riendas de la principal empresa petrolera del país. Antes ya habían pasado, José Luis Rivero, Herland Sóliz (ambos salieron en medio de la polémica) y Richard Botello, este último renunció debido a problemas de salud, después de arrastrar secuelas del covid-19.

Pero a casi un año del cambio de Gobierno, pocos fueron los avances que se han hecho en el sector hidrocarburifero, señalaron los expertos, que observaron la falta de políticas claras que ayuden a reactivar un sector, que desde el último año de Evo Morales, está en crisis.

Ante esta mala gestión, en el ámbito petrolero, el exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, señaló que durante el corto tiempo la nueva administración debe enfocarse en tres puntos clave.


El primero que describe Ríos es el poder garantizar el suministro de combustibles. Para la ex autoridad los problemas en el suministro no solo perjudican a un sector específico como el productivo, que consume grandes volúmenes de diésel, sino a todo el país.

La presidenta hizo bien en asumir que existe un problema. El anterior presidente, se paraba escondiendo de los problemas”, señaló.

Para Ríos, el segundo tema, que debe avanzar la nueva presidente de YPFB, tiene que ver con las negociaciones de un nuevo contrato para la venta de gas a Argentina.

Este nuevo acuerdo debe establecer el envío de un pico menor de gas al vecino país durante la temporada de invierno, para poder negociar ese remanente a compradores privados en Brasil.

Por último, el exministro sostuvo que es necesario resolver problemas burocráticos que han retrasado el proyecto de exploración, que tuvieron que ser paralizados por la pandemia.

El especialista en hidrocarburos, Hugo Del Granado, coincidió con Ríos en que la nueva ejecutiva de YPFB debe solucionar el desabastecimiento de combustible.

“Lo primero que debe hacer es regularizar el abastecimiento de carburantes, que es inmediato, es necesario armar la logística y que se tenga recursos”, dijo.

A los puntos pendientes propuestos por Ríos, el especialista añadió la necesidad de impulsar un incremento de la producción de gas, mediante técnicas de recuperación mejorada de los campos maduros, que, si bien tienen un caudal menor de gas, todavía cuentan con niveles considerables de producción.

“Lo más urgente es el incremento de la producción, en los campos en agotamiento pero que tienen reservas remanentes y tienen potencial productivo”, señaló.

Del Granado, observó que la situación de YPFB ahora es mucho más crítica a la del año pasado.