Escucha esta nota aquí

Más de 680.000 prendas de ropa interior, más de 35.000 prendas de vestir y al menos 300 equipos electrónicos (principalmente celulares) cuyo valor en el mercado se aproxima a 436 millones de pesos chilenos (unos $us 559.000) fueron incautados por la Dirección Aduanera del municipio de Iquique (Chile), de acuerdo al reporte de la prensa del vecino país. El destino de la mercancía era Bolivia.

"Exhibieron un Manifiesto Internacional de Carga donde indicaban llevar 704 cajas con juguetes, pero el volumen no era equivalente así que se dictaminó realizar un aforo físico”, señaló el director regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina.

Según el Iquiquivisión, Molina explicó que la norma chilena tipifica distintas infracciones y establece que incurre en el delito de contrabando quien introduzca o extraiga de territorio chileno mercancías sin presentarlas ante Aduanas.

La inspección permitió hallar 383 cajas que no estaban declaradas. Equipos de Samsung y Huawei, así como prendas de diferentes marcas, cuyo destino final era el mercado Kantuta de Oruro, en territorio nacional

Molina Silva señaló que las mercancías quedaron incautadas y se iniciarán acciones legales. “Con este tipo de fiscalizaciones junto con evitar la defraudación y otras irregularidades en torno a inventarios de empresas locales que operan en Zona Franca, también aportamos a la gestión integrada de fronteras al colaborar con la fiscalización de países vecinos”, señaló.

Por otro lado, la Aduana chilena también reportó que durante el control a las cargas de ingreso en el complejo fronterizo de Colchane se presentó un conductor boliviano, quien manifestó transportar un contenedor de madera aserrada con destino a Cuba. 

Sin embargo, en el lugar hubo distintas variables que activaron una revisión más profunda y se comprobó que detrás de la madera venían un total de 345.000 cajetillas de cigarrillos de las marcas Hills Blue, Carnival Silver, Fox, KP y Carnival Blue, según el informe de Aduana News.