Escucha esta nota aquí

El Gobierno sigue firme en su postura de negar los efectos de la sequía en el abastecimiento de maíz y avanza con procesos penales por el presunto agio y especulación. La mañana de este jueves el viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Jorge Silva, anunció que oficializará una denuncia penal en Santa Cruz después de verificar el presunto acopio irregular de grandes cantidades del grano en esa ciudad, pero evitó dar el nombre de los presuntos implicados en este delito.

Acompañado por efectivos de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc) Silva realizó un recorrido por diferentes centros de acopio de la ciudad de Santa Cruz, en donde según él, se pudo observar galpones llenos de maíz que “se ha acumulado”.

Este tipo de actividad está destinada a generar especulaciones, no sabemos cuál es el destino de este maíz, vamos a presentar la denuncia formal al Ministerio Público”, ratificó.

El grano fue incautado hasta que sus “propietarios no acrediten la documentación legal que les permita realizar esta actividad”.

Tenemos varias direcciones donde vamos a verificar la acumulación del maíz, con fines totalmente investigativos”, anunció la autoridad.

Sin presentar una prueba, Silva dijo que “al parecer tienen alguna relación con los empresarios, eso lo vamos a saber una vez que se inicie la acción correspondiente”.

En la víspera, la autoridad anunció que había detectado que varias empresas, en especial avícolas, estarían ocultando este grano.

Desde hace ya un mes, Bolivia registra un desabastecimiento de este producto debido a una fuerte sequía que malogró el 90% de la cosecha de maíz en el Chaco cruceño, que concentra más del 50% de la producción nacional.

Sin embargo, el Gobierno se niega a admitir esta situación y sostiene la teoría de que la falta de grano se debe a un ocultamiento hecho por los empresarios y productores de Santa Cruz para que se dé vía libre al uso de transgénicos en el país.

Comentarios