Escucha esta nota aquí

El rechazo general del sector privado ante la instructiva que establece que el Covid-19 debe ser catalogado (por las cajas de salud) como un accidente de trabajo en caso de que el virus haya sido contraído como ocasión o consecuencia del trabajo, llevó a la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (Asuss) a dejar dicha orden sin efecto.

"Habiendo hecho un análisis sobre las interpretaciones erróneas que se han vertido acerca del instructivo (...) sobre bajas médicas por Covid-19 (...) se ha resuelto suspender dicho instructivo", reza un comunicado expuesto por Alejandro Reyes, director general de la Asuss.

En su reporte, el ejecutivo reconoce que la emergencia sanitaria exige nuevas normativas coordinadas y consensuadas entre los actores que componen el sistema de seguridad social de Bolivia, donde se incluye a empleadores y trabajadores asegurados, así como cajas de salud y administradoras de fondos de pensiones.

En este sentido, el abogado Iver von Borries señaló que en estos momentos es difícil determinar dónde se producen los contagios por coronavirus, por lo que no se puede declarar riesgo profesional a los infectados por el virus.

La medida suspendida establecía que el coronavirus puede ser considerado un accidente laboral en caso de que el trabajador contraiga la enfermedad con ocasión o como consecuencia del trabajo y que establecía el pago de 24 salarios en caso de muerte del trabajador. Pese a los argumentos expuestos por Asuss, referidos a que esta medida no atenta contra las empresa, las autoridades optaron por dejarla sin efecto.