Escucha esta nota aquí

Las intensas lluvias caídas en el departamento cruceño provocaron el desborde del río Mizque. El rebalse dañó varias hectáreas productivas de la comunidad Pampa Negra, del municipio de Moro Moro. Varias familias de la zona quedaron afectadas.

La asambleísta representante de la provincia Vallegrande, Mavy Pedraza, reveló que el panorama que están viviendo los comunarios es desolador porque la comunidad corre el riesgo de desaparecer.

En este contexto, se solicitó  a las autoridades municipales, departamentales y nacionales gestionar la mayor cantidad de ayuda urgente.

El relato de los comunarios es doloroso porque han perdido toda su producción y temen que el desborde de las aguas del Mizque los obligue a abandonar la zona.

El alcalde del municipio de Moro Moro, Jaime Valverde, junto a la asambleísta Pedraza y el subgobernador de la provincia Vallegrande, verificaron los daños ocasionados por la riada.

El informe señala que "muchas hectáreas" fueron afectadas a causa de la lluvia y que los cultivos estaban destinados a los mercados de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Vallegrande y una parte de Chuquisaca, donde se entregaba la producción de papaya.

El burgomaestre solicitó también a las autoridades departamentales y al Searpi, así como al Viceministerio de Defensa Civil, actuar inmediatamente para levantar los defensivos del río, para evitar que toda una comunidad desaparezca.

El subgobernador de Vallegrande, Gary Charly Rodríguez, indicó que se han perdido entre unas 15 a 18 hectáreas de cultivos. Además, informó que el sistema de riego de esta zona está destrozado y no hay agua potable.

Javier Mendivil, director de Cuencas del Searpi, informó que las crecidas están bajando y solo registran crecidas de ríos en las localidades en Abapó y Pailas, donde las aguas subieron más de dos metros.

Se espera una lluvia fuerte para el día 4 de enero, pero no tendrá el impacto de las últimas tormentas que provocaron crecidas extraordinarias que no se registraban desde hace 10 años.

Como medida de respuesta a las familias afectadas por las inundaciones, la Gobernación de Santa Cruz envió alimentos y servicios médicos a los damnificados de las comunidades Hardeman, El Carmen y San Juan del Piraí, que pertenencen al municipio de San Pedro.

Otras de las zonas afectadas por las lluvias son Cabezas, Charagua, Pailón y San Julián.

Otros afectados

El miércoles Defensa Civil reportó 15 decesos y más de 10 mil familias afectadas, en 60 municipios de siete departamentos, como consecuencia de las intensas precipitaciones de la actual temporada lluviosa, la cual se extenderá por dos meses.

Las torrenciales lluvias provocaron daños también en 380 viviendas, 80 de las cuales colapsaron en su totalidad. La situación también golpeó a cerca de cuatro mil hectáreas de cultivos y afectaron a más de 4.500 ejemplares de distintos tipos de ganado.

Comentarios