Escucha esta nota aquí

“La doble vía Santa Cruz-Warnes (lado este) lo único que me trajo hasta hoy es perjuicio. Me pidieron permiso tres meses para ingresar a mi propiedad para construir una alcantarilla, quité los postes y el alambre y hasta hoy, un año después, no acaba la obra. 

Los animales de los vecinos ingresan a mis cultivos y se lo comen. Nadie responde por eso. Además, la paralización de las obras impide la instalación de agua y luz; las cooperativas se niegan a ampliar la red por este asunto”, lamentó Marcos Ardaya, vecino de Don Pedro 2, urbanización del área de influencia del proyecto.

Así como él, pidiendo no ser identificados, residentes del barrio Trapero y de comunidades Motacusal y Clara Chuchío del municipio de Warnes también se declaran afectados por el proyecto que se ejecuta desde 2016 y que de acuerdo a la programación de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) debió entregarse en el primer bimestre del presente año.

EL DEBER recorrió el proyecto y verificó la paralización de trabajos. Si bien la pavimentación de los 27,5 km que abarca está casi lista, resta concluir los empalmes de los viaductos y otras obras menores. En las estructuras a desnivel se advierte un deterioro parcial y descuido en el área donde se asentarán las vías de acceso. La lluvia desgastó el área compactada y la maleza, por la humedad, rodea la estructura de concreto.

La doble vía Santa Cruz-Warnes (lado este) de 27,5 km fue catalogada en la gestión del anterior Gobierno como la primera autopista de la capital oriental, en cuya estructura se construirán seis viaductos y dos puentes. En la obra se invierten casi $us 123 millones.

Argumentación oficial

Desde la ABC regional Santa Cruz, su gerente Enrique Concepción, confirmó la paralización de los trabajos de construcción del proyecto, atribuyéndolo al incumplimiento de pago de planillas a la empresa Técnica General de Construcciones (TGC) que ejecuta la infraestructura vial.

La falta de aportes locales (Gobernación de Santa Cruz y alcaldías del área de influencia del proyecto), según él, ocasionaron una deuda acumulada de Bs 17 millones por el retraso del pago de planillas de septiembre, octubre y noviembre de 2019.

Concepción denotó que a raíz de la mora e iliquidez la constructora presentó una nota en la que advirtió la intención de resolución de contrato. Empero, afirmó que ayer (por miércoles) se desembolsó una planilla de Bs 5 millones para levantar esa advertencia y que se le comunicó que la ABC nacional encara gestiones con el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) para que realice los desembolsos a la Gobernación y las alcaldías y así en los próximos 10 días hábiles proceder al pago de las otras dos planillas (Bs 12 millones). “Hemos levantado la intención de disolver el contrato para evitar un daño económico al Estado”, puntualizó.

Desde la Gobernación cruceña, Hugo Sosa, secretario de Obras Públicas, indicó que cumplieron con el primer aporte de la contraparte que les corresponde con el crédito aprobado por el anterior Gobierno y que esperan la autorización del segundo desembolso del FNDR, para cumplir con el fondo. Aclaró que la obra no es de competencia departamental.



Comentarios