Escucha esta nota aquí

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) desvirtuó las denuncias de supuesta corrupción realizadas por el jefe de Transparencia de esta unidad, Omar Durán, en la jornada de ayer. Aseguran que carecen de “fundamentos y de contundencia”.

El director ejecutivo de la DGAC, comandante Germán Rosas, afirmó que las acciones realizadas en esa institución, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, se enmarcan en normas legales, por lo que descalificó las denuncias de Durán.

“Todas las denuncias vertidas por el señor (Omar) Durán están basadas en supuestos, sin consistencia, falta de veracidad y por supuesto, nada contundente”, afirmó Rosas en conferencia de prensa este miércoles.

Ayer, Durán indicó a EL DEBER que existen actos de corrupción en la DGAC y en entidades dependientes del Ministerio de Obras Públicas. Añadió que algunos casos han sido remitidos como denuncia ante el Ministerio Público. El ministro del área, Iván Arias, no quiso referirse al tema y dejó en manos del director de la DGAC que aclare las denuncias.

Entre las acusaciones de Durán está la compra de equipos de bioseguridad con supuesto sobreprecio. Sobre el tema, el director Administrativo Financiero de la DGAC, José Antonio Cortez, indicó que cuenta con toda la documentación que respalda dicho proceso de compra, en el marco de las normas básicas del sistema de administración de bienes y servicios aprobadas mediante Decreto Supremo número 181 y que es de acceso público.

Por su parte, Lenny Sanz Guerrero, directora Jurídica de la DGAC, afirmó que Durán supuestamente no se basa en la Ley de Unidades de Transparencia, que según ella, debe cumplir como servidor público para realizar estas denuncias.

Barbijos lavables hasta 60 veces en Bs 25 

El responsable de Transparencia también denunció la compra de barbijos en Bs 25, cuando en el mercado local, según él, se encuentra en Bs 1 y Bs 2 la unidad. Sobre el tema, José Antonio Cortez, responsable financiero, ratificó el precio señalado por Durán; sin embargo, justificó la compra indicando que se la realizó en abril, y que, en ese entonces, era lo más barato que había en el mercado.

“Son barbijos que se pueden lavar 60 veces y que además son certificados. Tienen duración de dos años”, justificó. La DGAC pagó Bs 25 por cada tapabocas y canceló poco menos de Bs 15.000 por todos.

Clonación de placas de avión

Respecto al tema de la clonación de placa de avión, la directora jurídica de la DGAC, Lenny Sanz, señaló que se tiene dos procesos de la clonación de aeronaves, los mismos que se encuentran en el Ministerio Público y están en etapa de investigación.

Tags