Escucha esta nota aquí

Después de varios días en silencio la Dirección de General de Aeronáutica Civil decidió hablar sobre las observaciones realizadas por la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos. Mediante una carta dirigida a EL DEBER, la entidad estatal aseguró que el requerimiento hecho por el ente regulador norteamericano no contempla la realización de una auditoría al país.

Esta postura contradice las declaraciones del ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, que el 4 de junio aseguró, mediante un comunicado de prensa oficial, que “Bolivia está preparada para auditoría de la FAA para demostrar que cumple con normas internacionales de aeronavegación”.

Cabe recordar que el periódico digital News Time reveló que la FAA envió un correo electrónico a la DGAC donde observaba el retiro de personal técnico de la entidad responsable de resguarda la seguridad de las operaciones aéreas del país. 

Así también el mail, solicita información sobre una denuncia sobre la clonación de aviones y certificados que emiten los Estados Unidos.

Este requerimiento también hace notar que si la DGAC no subsana ni aclara estos requerimientos el país podría perder la categoría 1 sobre seguridad operacional.

Incluso extrabajadores retirados por la DGAC denunciaron a EL DEBER que, pese a tener años de experiencia y entrenamiento especializado, fueron removidos en un número de 80 por gente sin experiencia, siendo la mayoría egresados de la universidad y colegios.

Esto último fue negado por la DGAC. En la carta enviada a este medio, el ente regulador sostuvo que la denuncia de los extrabajadores es falsa y falta a la verdad, además alegó que no se citaron fuentes.

No obstante las personas consultadas por EL DEBER pidieron no ser citadas por temor a represalias del ente regulador. Este medio le recuerda a la DGAC que el secreto de la fuente periodística es una categoría jurídica, hasta constitucional.

"En aras de la buena relación con la que cuenta nuestra institución con su prestigioso medio de comunicación, la Dirección General de Aeronáutica Civil, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, le hace notar, que dicho artículo afirma datos falsos y que carecen de fundamento" señala parte de la misiva.

Es más, en su descargo dijo que, “en el marco de los Convenios Internacionales, las Normas y Métodos recomendados por la Organización de Aviación Civil internacional — OACI, la DGAC aplica procedimientos de selección y contratación de personal en estricto cumplimiento a la Normativa vigente”.

Incluso, según la DGAC, al seleccionar el personal se cumplió con el Manual de Organización de Funciones y el Manual de Descripción de Puestos, conforme a los perfiles del cargo para desempeñar las funciones y competencias orientadas al Establecimiento e Implementación del Sistema de Vigilancia de la Seguridad Operacional del Estado boliviano”.

Contradicción

Por último, en la misiva dijo que el correo enviado desde Estado Unidos no establece auditoría alguna al Estado boliviano, ni afirma de alguna posible descertificación.

Contrariamente, en días pasados el ministro Obras Públicas, Edgar Montaño aseguró que el correó que envió la FAA era una solicitud de rutina, que no es casualidad recibir este tipo de requerimientos en esta gestión, más cuando se debe cumplir con la normativa internacional.

“Estamos preparados para que la FAA realice una auditoría y, con seguridad, vamos a certificar la aeronavegación en su categoría número 1”, manifestó, según un boletín institucional.

Comentarios