Escucha esta nota aquí

Las empresas públicas seguirán siendo la punta de lanza del Gobierno de Luis Arce Catacora, que durante los primeros dos meses de su gestión canalizó, a través del Banco Central de Bolivia (BCB) el desembolso de Bs 402 millones en créditos a favor de compañías estratégicas del Estado.

Según el informe de Política Monetaria 2020 del BCB, durante el Gobierno de transición (2019-2020) el desembolso de créditos a las Empresas Públicas Nacionales Estratégicas (EPNE) se redujo para controlar el déficit fiscal.

Hasta diciembre de 2020, según datos del BCB, un total de 19 empresas públicas deben Bs 42.328 millones al Estado.

De esa cantidad, Bs 36.251 millones corresponden a créditos a favor de las empresas estratégicas. Mientras que otros Bs 6.077 millones son recursos canalizados por el Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Finpro) a 14 compañías estatales.

Empresas estratégicas

De los recursos prestados, Bs 18.946 millones corresponden a la deuda de la Empresa Nacional de Electrificación (ENDE) mientras que Bs 10.197 millones es por créditos que adeuda YPFB.

Además, Bs 5.196 millones son parte del saldo que debe Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB).

Otra de las estatales que debe al BCB es la Empresa Azucarera San Buenaventura (Bs 1.812 millones) y la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) que tiene una deuda de Bs 101 millones.

“En 2020, se realizaron desembolsos a ENDE por Bs 598 millones, de los cuales el 67% fue realizado entre noviembre y diciembre con el nuevo Gobierno”, señala el informe.

En 2020, YPFB, YLB y ENDE hicieron amortizaciones por Bs 1.325 millones y pagaron intereses por Bs 359 millones, por créditos aprobados en gestiones anteriores.

Recursos del Finpro

Con relación a los recursos del Finpro, en 2020 se desembolsaron Bs 147 millones, de los cuales el 77% fue realizado entre noviembre y diciembre, bajo la administración del nuevo Gobierno.

Los desembolsos se destinaron a Lacteosbol, Emapa, Colquiri y BoA.

En esta gestión, las empresas Lacteosbol, Promiel, Corani y Vinto realizaron amortizaciones a capital por Bs 42 millones.

La que más recursos amortizó fue Ecebol con Bs 3.689 millones.

El economista Napoleón Pacheco aseguró que el Gobierno comete “un suicidio económico” porque “estas empresas nunca han tenido rentabilidad”.

Aseguró que la mayoría de estas compañías se han convertido en agencias de empleos y anticipó que el Gobierno seguirá inyectando recursos, porque quiere que el sector público sea el principal actor de la economía.

El especialista en finanzas, Jaime Dunn, explicó que la mayoría de estas empresas accede a créditos blandos con tasas ínfimas y a un plazo de hasta 30 años. Así, el experto dijo que “estos privilegios no son sostenibles en el tiempo”.

Desde el BCB informaron a EL DEBER que “recibe con puntualidad el pago de los montos correspondientes al capital y los intereses de los créditos otorgados a las empresas públicas, en el marco de la normativa vigente”.

Se buscó la versión del Ministerio de Economía, pero hasta el cierre de edición la entidad estatal no contestó el requerimiento.

Anteriormente, el Gobierno informó que el PGE autoriza el desembolso de Bs 500 millones en créditos a las empresas públicas.

Comentarios