Escucha esta nota aquí

Desde hace cuatro meses que en parte de la Chiquitania, Valles y el Chaco cruceños no llueve y debido a ello los municipios de esas regiones se han declarado en desastre, al ver superados sus recursos, por lo que solicitan la ayuda de la Gobernación.

Moisés Salces, presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) y alcalde de San Ignacio, detalló que las localidades de San Miguel, San Rafel, San Ignacio, San Matías (Chiquitania), Cabezas, Boyuibe, Cuevo, Lagunillas (Chaco) y Pampagrande (Valles), debido a la magnitud de la sequía e incendios se han declarado en zonas de desastre ya que con sus presupuestos actuales no pueden hacer frente a estas situaciones, por lo que requieren el apoyo de las autoridades de la Gobernación cruceña.

Salces precisó que en esas zonas desde hace cuatro meses que no se registra precipitaciones pluviales lo que está generando graves problemas en el agro y la pecuaria y que de seguir así la situación en el área urbana de San Ignacio, San Miguel y San Rafael, unas 65.000 personas tendrán problema para contar con agua para su consumo.

Fabio López, alcalde de San Matías, sostuvo que el responder en el tema salud, sequía e incendios ha desbordado la capacidad la capacidad de este municipio.

López precisó que en su municipio hay cuatro comunidades cercadas por los incendios y la falta de agua y que sus pobladores necesitan con urgencia medicamentos y botellas de agua, por lo que solicitó el apoyo de las autoridades de la Gobernación y de los empresarios privados.

Ante esta situación, desde Amdecruz hicieron un llamado a los ministros de Economía, Planificación del Desarrollo, Rural y Tierras y de la Presidencia, para que el 28 de agosto de 2020 se reúnan, en Santa Cruz, con los 55 alcaldes y analicen la situación económica que está afectando a dichos municipios.