Escucha esta nota aquí

Paola Angela María Sequeiros, coordinadora de la Fundación Microjusticia, a partir de sus cápsulas legales, orienta sobre distintos temas financieros.

¿En este tiempo de emergencia sanitaria nacional usted debe pagar intereses de sus créditos que aumenten sus cuotas de pago previamente firmados antes de la pandemia? ¿Es correcto aplicar el artículo 1310 del Código de Comercio para exigir el cumplimiento de las obligaciones crediticias que fueron diferidas en el país?

En los últimos días la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) manifestó que los prestatarios, en aplicación del artículo 1310 del Código de Comercio, deberán pagar sus intereses sobre saldos deudores, en virtud a que la Ley 1294, sus decretos reglamentarios y la Ley 139 y Decreto 4318, según su análisis, no manifiesta de manera expresa, que no se pague intereses por parte de los prestatarios. 

Igualmente consideran que dejar de pagar los interese mientras dure el período del diferimiento ocasionará severos perjuicios en el sistema financiero del país. Entonces, de acuerdo a este análisis que realizan las entidades financieras ¿es correcto que se pague los intereses bancarios que modifiquen el valor de sus cuotas? ¿Qué deben hacer los prestarios para activar sus derechos?

Primero. Se debe tomar en cuenta que en Bolivia y en el mundo se sufre una realidad sin precedentes. El Covid-19 ha generado que el 17 de marzo de 2020, Jeanine Áñez, presidenta del país, declare estado de emergencia nacional y cuarentena, ordenando a los ciudadanos a quedarse en casa y determinando el cierre de fronteras. Estas restricciones fueron incrementadas por el Decreto Supremo 4200 el 25 de marzo de 2020.  

La declaración de emergencia sanitaria, paró la economía en el país.

Segundo. Las medidas impuestas por el Gobierno, para resguardar la salud de todos, hizo que los contratos civiles, laborales, y sobretodo comerciales se vean afectados, pues las obligaciones no pudieron ser cumplidas con total normalidad,  por lo cual es necesario revisar de manera clara y expresa cada crédito en entidades financieras. Si las causas de fuerza mayor pueden ser causales para la solicitud de alegar incumplimiento de contrato,  sin tener que pagar ningún tipo de interés o mora por incumplimiento de las obligaciones, tomando sobre todo en cuenta que la emergencia sanitaria nacional, es una situación imprevisible, una situación no provocada por ninguno de los prestatarios, Éstas situaciones hacen que las obligaciones sean imposibles de ser ejecutadas y cumplidas.

Tercero.  Para alegar el incumplimiento de la obligación por causa de fuerza mayor se debe fijar si en su contrato existe esta cláusula, qué eventos para las instituciones crediticias son considerados como causales de 'FUERZA MAYOR' y qué responsabilidades y consecuencias, así como beneficios a favor de los prestatarios otorga la institución en caso de acontecer estos hechos. Si el contrato tiene esta cláusula de manera clara podremos determinar cómo será aplicada al contrato.

Cuarto. En caso de que los contratos no tengan esta cláusula o si la tiene no han identificado como causa de fuerza mayor una pandemia o enfermedad que pare la economía, que es lo más probable; entonces, se debe acudir de manera inmediata a la jurisprudencia y doctrina nacional e internacional, para que sea aplicada en los casos que corresponda y hacer prevalecer sus derechos.

Quinto. Entonces, en base a lo manifestado supra, ¿se puede aplicar el artículo 1310 del Código de Comercio para cobrar intereses y aumentar su cuota de pago? Al considerarse la Ley 1294, sus decretos reglamentarios y la Ley complementaria 139 y el Decreto 4318, como leyes excepcionales; es decir, que las leyes excepcionales son dictadas por situaciones excepcionales y por tiempos definidos, como en el caso de una pandemia, un siniestro, y por ende de cumplimiento obligatorio y tienen un periodo de duración, no sujetas a interpretaciones, sino a cumplimiento.

En este caso específico, se debe recurrir al incumplimiento de obligaciones por causas de fuerza mayor. Por lo cual se debe cumplir a cabalidad la norma excepcional dictada y promulgada, debiendo como dice la misma Ley 1295, Ley 139 y sus decretos reglamentarios, revisar caso por caso para aplicar esta condición de fuerza mayor.

¿Qué deben hacer los prestatarios para saber si pueden o no acogerse a la Ley 1294, Ley 139 y sus decretos reglamentarios?

Primero. Deben de realizar una carta, no importa si es hecha a mano, en la cual adjunten su cédula de identidad y de manera específica se consulte a la entidad financiera si contempla la fuerza mayor para el incumplimiento de la obligación que se encuentra dentro de las leyes bolivianas y si en su caso se aplicará la Ley 1294, Ley 139 y sus reglamentos. También debe solicitar en caso de negativa de la aplicación de la Ley 1294, Ley 139 y sus reglamentos, en cuánto se incrementará su cuota original y qué seguros tienen que los protegen en estas contingencias.

Segundo.  La carta debe ser presentada en el punto de reclamo de la entidad financiera, donde le otorgará un código de reclamo. Debe volver dentro de cinco días para la respuesta, pues es el tiempo que tiene la entidad financiera para responder lo solicitado.

Tercero. En base a la respuesta que se les otorgue, si es favorable, debe seguir las instrucciones de la entidad financiera para evitar problemas u otros y si es negativa inmediatamente acudir a un abogado y auditor a objeto de revisar la respuesta y ver si existen o no mecanismos legales y técnicos para la defensa.

Cuarto. Debe estar comunicado de forma permanente con su oficial de crédito, enviar cartas, realizar llamadas telefónicas y archivar las mismas, para demostrar, en caso de un proceso, que usted se preocupó por su crédito y por cumplir con sus obligaciones.

Quinto. Tiene que demostrar que en este tiempo de emergencia sanitaria, su negocio, emprendimiento, u otra actividad se vio afectada en cuanto a la generación de ingresos, debe tener documentación y testigos que así lo demuestren. Toda prueba es válida.

Sus derechos dependen de que los ejerza, solo usted es responsable de ello.