Escucha esta nota aquí

Marcos Iberkleid, expropietario de la textil privada Ametex, en el programa Cabildeando, sostuvo que no recibió dinero por parte del Gobierno por la transferencia de su empresa.

Iberkleid explicó que durante las negociaciones la exministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, nunca cumplió con lo acordado, sino que solo se dedicó a presionar, amenazar y a forzar la entrega de Ametex al Gobierno para su administración.

Sobre los pagos realizados por la empresa textil, Iberkleid detalló que el dinero fue a parar a la junta de acreedores de Ametex y a un grupo de personas que tenían bonos de la empresa y que en ningún caso él recibió esos recursos, por lo que negó que se haya realizado un enriquecimiento ilícito con daños al Estado.

El empresario que se encuentra fuera del país, sostuvo que aceptó que el Gobierno se haga cargo de su empresa porque consideraba que era preferible hacer esa transferencia y seguir en el mercado con una firma que hace 50 años otorgaba valor agregado a la producción boliviana.

En cuanto a las declaraciones sobre el quiebre de su empresa, Iberkleid negó esa situación y aclaró que su empresa tenía el suficiente dinero para pagar el 100% de sus responsabilidades tanto con los trabajadores como con los proveedores.

Ante el anuncio del inicio de una investigación por un supuesto enriquecimiento ilícito con daños al Estado, Iberkleid sostuvo que es una exageración del Ministerio Público y aclaró que debido a que no hay una seguridad jurídica que le garantice un juicio justo por el momento no piensa retornar al país.

Caber recordar que el Gobierno mediante un decreto determinó el cierre de la exEnatex por problemas financieros y falta de mercados dejando en la incertidumbre a más de 800 trabajadores.