Escucha esta nota aquí

Una publicación en Facebook, del 1 de octubre, cuyo mensaje “No es un adiós, es un hasta pronto, todo final tiene un nuevo principio. Gracias por estos 21 años junto a nosotros” aparentaba ser el fin de la operación y salida del hotel Royal del mercado, es todo lo contrario. La infraestructura será renovada íntegramente, migrará de un estilo europeo a una innovadora arquitectura moderna y pasará de una categoría cuatro a cinco estrellas.

A decir de Robert Daza, presidente del directorio de Tonyda Corporación, grupo empresarial propietario del hotel Royal, la transformación responde a una dinámica de mercado que, en el caso de Santa Cruz, exige cambios alineados a las tendencias globales en cuanto a infraestructura moderna y jerarquización en la prestación de servicios de hospedaje.

La apuesta de renovación se da a conocer, justo el mismo día, que el complejo debía cumplir 21 años de operación. El nuevo hotel Royal se levantará en la zona de Equipetrol, pero no en el terreno donde funcionaba y donde se planifica un megaemprendimiento.

Sobre el diseño del proyecto, Daza se limitó a precisar que la dimensión no es de gran envergadura, pero que el elemento diferenciador, comparado con otros jugadores del mercado, será la modernidad de la infraestructura que se complementará con un sistema tecnológico inteligente que será importado del continente asiático.

“Dejamos de lado el estilo europeo y nos lanzamos por la preferencia de hoy día que es modernidad y tecnología. Apostamos a un cinco estrellas”, comentó, al referir que estiman una capacidad de 60 habitaciones. Prevén concluir la obra en septiembre de 2020. Evitó referir el monto de inversión.

Además de la renovación del mencionado hotel, Daza señaló que el grupo Tonyda Corporación está desarollando un hotel Le Château, ultralujoso para un segmento exclusivo y preferencial.

El diseño, decoración y amoblado de las instalaciones y habitaciones tiene un estilo 100% francés. Refirió que en la obra, que se estima estará lista hasta abril de 2020, se invierten unos $us 1,5 millones.

Lectura sectorial

Para el presidente de la Cámara Hotelera de Santa Cruz, Marco Antonio Cortez, el desarrollo de nuevos emprendimientos muestra que Santa Cruz es una plaza interesante en Bolivia y que los inversores sabiendo y siendo conscientes de la desaceleración ven con optimismo el futuro, el crecimiento y el despegue de la economía cruceña.

En criterio del expresidente de esa organización, Herman López, la hoteleria ‘tradicional’ deberá hacer cambios sobre su propuesta de servicios para atraer a las nuevas generaciones de clientes, caso contrario serán desplazados.

Dijo que hay que tener en cuenta que ahora los protagonistas principales de los hoteles son personas de las generaciones millenials y X. “A diferencia de los baby boomers (clientes tradicionales de hoteles) son muy orientados al uso de las nuevas tecnologías, por lo que demandan nuevos servicios y experiencias de hospedaje, que deberán ser provistas por los establecimientos hoteleros”, puntualizó.