Escucha esta nota aquí

La pandemia por el Covid-19 golpeó fuertemente la economía de los municipios de Santa Cruz puesto  que los alcaldes han destinado todos los recursos que llegan a sus municipios y se han dedicado a tiempo completo a luchar contra la enfermedad, así lo explicó Moisés Salces, presidente de la Asociación de los Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), en una conferencia de prensa.

“Muchos hemos comprado tratamientos. Hay personas  a las que no les cuesta un centavo incluso ni la prueba rápida, la hemos dado de manera gratuita”, contó Salces.

Es por esto que el Comité Operativo de Emergencia Municipal (Coem) está trabajando en la reactivación de cada sector, considerando las medidas de bioseguridad para la población.

“No es la misma situación la de Warnes y de Montero que tienen gran cantidad de industrias, a un municipio de la Chiquitania o de otro lado que no tiene industrias, y que mayormente su economía en el 80% es informal”, explicó la autoridad.

Aseguró que hay municipios que viven de la ganadería y de la agricultura que no han parado, pero que también están los municipios que viven del turismo que fueron perjudicados al 100 por ciento.  

“Estamos trabajando para poder reactivar el transporte, los hoteles, restaurantes, pero todo bajo un control de bioseguridad para garantizar a la población que no sigamos contagiándonos”, señaló.

A la preocupación por el aumento de casos de Covid-19 en los municipios cruceños se suman la sequía y los incendios, por esto Salces espera sostener reuniones con la ABT y el Ministerio de Defensa.

Queremos ver con nuestro gobierno nacional en qué quedó ese plan de reactivación de la Chiquitania, ya hay municipios como San Matías y San Ignacio que estamos con focos de incendio. Imaginémonos estar combatiendo el Covid-19, los incendios y la sequía”, expresó.

Contó también que en municipios como San Ignacio ya se está llevando agua en cisterna a sus comunidades y a muchos otros municipios como San Miguel y San Rafael.

Finalmente, Salces pidió hacer fuerza común entre los tres niveles de gobierno para estar preparados ante los incendios y  sobre todo combatir la sequía.