Escucha esta nota aquí

El economista Gonzalo Chávez ve un equilibrio técnico-político interesante en el gabinete, sobre todo en las carteras de Economía, Planificación, Desarrollo Productivo y Obras Públicas, cuyos nombramientos recaen sobre profesionales muy cercanos y del entorno del presidente Luis Arce. Cree que la economía va ser uno de los ejes centrales en los próximos meses y que el presidente ejercerá un fuerte liderazgo en el equipo económico porque conoce y tiene experiencia en el área.

A su criterio, habrá que ver qué pasará con la segunda línea (viceministros y directores) que también son importante y, muchas veces, el éxito de una gestión y de un ministerio depende de la gestión y calidad de estos cuadros intermedios.

 “La tarea urgentísima del nuevo gabinete está en la búsqueda mínima de equilibrio social y político. Se necesita estabilidad y un horizonte de paz para que funcione cualquier medida económica de primera línea’ del gabinete económico tiene que construir reputación, credibilidad y mostrar fortaleza. 

Paralelamente, dijo que tienen que salir las políticas económicas que seguramente vendrán dirigidas a aumentar la demanda a través de los bonos, la rebaja de impuestos y otras medidas destinadas a apoyar a los consumidores.

Para el experto en finanzas, Jaime Dunn, después de mucho tiempo la composición de los miembros del gabinete son personas técnicas, con conocimiento y experiencia en función pública. Cree que para impulsar una salida rápida a la crisis económica ese tecnicismo debe ser complementado con capacidad de negociación y capacidad de escuchar, conciliar y aceptar toda crítica constructiva por el bien del país.