Escucha esta nota aquí

Con 49 años, Édgar Montaño llega al despacho del quinto piso del Palacio de Telecomunicaciones de la ciudad de La Paz, con el desafío de generar, desde el Ministerio de Obras Públicas, una agenda que permita sumar kilometraje a la mentada reactivación económica, que el presidente Luis Arce Catacora tiene como principal objetivo a corto y mediano plazo.

_¿Con qué presupuesto contará el 2021 para hacer frente a la difícil situación económica que atraviesa el país?
Hicimos algunos números y tenemos una proyección que indica que el presupuesto para 2021 alcanza a Bs 1.180 millones.

_¿Estos recursos están acordes con las necesidades del ministerio? ¿Son iguales o menores respecto a 2020?
Es un presupuesto austero que tendrá el objetivo de reactivar la economía. En 2020 el presupuesto fue de Bs 1.756 millones, de los cuales el anterior Gobierno de transición logró ejecutar un 28%, lo que demuestra que no pudieron concretar las distintas obras ya programadas con anterioridad. Nosotros buscamos ser eficientes para ayudar a la reactivación económica del país.

_¿Para impulsar la economía en qué se destinarán esos recursos?
Tenemos un cuadro selectivo donde se han priorizado distintas obras públicas. Son 22 proyectos de envergadura que tienen que ver con la construcción de vías férreas, como las de Bulo Bulo-Montero y el tren Metropolitano, en Cochabamba. La construcción del corredor bioceánico integración Cochabamba-Santa Cruz. La implementación de radiobases fase tres a escala nacional, implementación de gestión catastral, concretar las obras del aeropuerto de Cobija y el de Trinidad, entre otras iniciativas.

Estos 22 proyectos en principio van a permitir comenzar con esa tan ansiada reactivación económica del país.

_De esas 22 obras ¿hay algunas que son prioritarias?
Quiero resaltar nueve obras, a las que haré un seguimiento cercano. La primera de ellas es el tren Metropolitano de Cochabamba que en 2020 tenía un presupuesto de Bs 735 millones, pero que el anterior Gobierno apenas pudo ejecutar un 10%, es decir, no más de Bs 76 millones. Esto ha generado una deuda con las empresas constructoras y los contratistas.

El segundo proyecto al que le voy a prestar especial atención es al tramo férreo Bulo Bulo-Montero porque la carga de urea que salía, vía carretera, desde Cochabamba ha provocado daños en la capa asfáltica, por eso urge concretar esa obra.

Otro proyecto es el destinado a potenciar el uso de la fibra óptica a escala nacional y mejorar y ampliar las terminales aéreas de Cobija y Trinidad.

_¿Desde su cartera cuál es el criterio sobre las empresas públicas que son deficitarias y que son una competencia con las empresas privadas?
Las empresas públicas deben cumplir dos papeles primordiales. El primero es que estas empresas estatales o públicas deben brindar calidad y un excelente servicio a la población, en este aspecto me refiero a las de telecomunicaciones, transporte y al programa de las viviendas sociales.

El segundo aspecto tiene que estas empresas públicas generen recursos para el Estado, principalmente para el pago de los diferentes bonos sociales. Considero que este es el sentido de las empresas públicas. Por ello, vamos a realizar una reingeniería para mejorar los ingresos de Entel y el Teleférico.

_En lo referido a Entel, ¿ya está funcionando su nueva fibra óptica?
Esta es una obra que se inició a mediados de 2017 durante la gestión del expresidente Evo Morales, y para ello se creó una subsidiaria de Entel que funciona en territorio peruano. Es una red de 2.200 kilómetros que ha permitido mejorar la velocidad en la transmisión de información y datos. Ya entró en operación en septiembre de 2020.

En estos momentos estamos en la revisión de la calidad del servicio que está ocupando la población boliviana. En el tema de los precios usted puede verificar que los valores de algunos paquetes se están modificando en el sentido de que usted paga lo mismo, pero le dan más velocidad.

_Entel fue observada por distintas irregularidades, como el abandono de antenas en la zona rural de Cochabamba y supuestos actos de corrupción. ¿Su administración qué hará al respecto?
Para evitar que dichas antenas estén sin uso y abandonadas, estoy reactivando los contratos de radiobases fase tres a escala nacional de más de Bs 125 millones y otro contrato alcanza a unos Bs 217 millones, que se dé continuidad al tema de la conectividad.

En lo concerniente a la corrupción tenemos un primer informe donde se detectó la creación innecesaria de una gerencia denominada de Suministro, que a su vez generó varias subgerencias que no tuvieron ningún aporte en la estructura de Entel, sino que solo sirvió para incorporar personas que ni siquiera tenían el perfil para estar en esta empresa. Si las auditorías indican que dicha gerencia debe ser cerrada, se la cerrará, no permitiremos actos irregulares.

_Los programas de viviendas sociales son otro de los puntos observados por actos irregulares
Se hizo una denuncia sobre cómo el 90% de los recursos de este programa se lo destinó solo a uno que está en Santa Cruz. Esa situación no es normal, pues ese dinero se debió distribuir en los demás departamentos. Más de Bs 1.200 millones fue remitido a un solo proyecto y por ello se están ampliando las auditorías para conocer más en detalle estas irregularidades.

Otro aspecto que me preocupa es que en la gestión de Áñez, se emitieron dos decretos supremos, el 4272 y el 4296, donde se crea el Fondo de Garantía de Vivienda Social y Solidaria (Fogaviss), que le retira a la Agencia Estatal de Vivienda (AEvivienda) unos Bs 500 millones, es decir que el 70% del presupuesto de la AEvivienda se va a otro tema y solo nos quedamos con un 30%.

Por ello estoy buscando los mecanismos necesarios para que estos dos decretos queden sin efecto y que la AEvivienda siga con su tarea para la que fue creada.

_¿Erán necesarios estos decretos?
Desde mi perspectiva no hacían falta estos decretos, ya que la AEvivienda está justamente constituida para realizar los programas de vivienda social, por lo que no era necesario crear un fondo paralelo donde no se sabe bien qué se hizo con esos Bs 500 millones.

_¿Debido a estas irregularidades habrá cambios dentro de la AEvivienda?
Vamos a hacer los cambios correspondientes, pues le repito nuevamente, que la gestión de la señora Jeanine Áñez y sus colaboradores fue totalmente ineficiente. En esa misma línea, los viceministros y directores de las distintas entidades públicas tuvieron el mismo comportamiento.

Por eso, en el caso de la AEvivienda se va a cambiar al director nacional y a todos los directores regionales. Pero también quiero dejar claro que el personal técnico, aquel que no tuvo un comportamiento ideológico, será respetado y mantendrá su respectivo puesto de trabajo. Eso es lo importante.

_Para el país, pero especialmente para Santa Cruz, las obras de Viru Viru Hub y Puerto Busch son una necesidad que lleva años entre idas y venidas. ¿Será que en la presente gestión gubernamental se concretan?
Usted sabe que soy cruceño y nuestro anhelo es que estas dos obras se concreten. Es necesario contar con un Hub internacional, pero debo hacerle notar que el Decreto Supremo 3469 de 2018 establece los lineamientos para las asociaciones público-privadas, es decir que dicho proyecto se encaró bajo esa modalidad a través del Ministerio de Planificación. Sin embargo, el Ministerio de Obras Públicas tiene que apoyar a esta importante obra.

_¿Su cartera qué rol tendrá con Puerto Busch?
De acuerdo con el decreto 4040, nuestro ministerio tiene definida sus responsabilidades para apoyar en la consolidación de este puerto. Para ello vamos a armar un gabinete de trabajo para impulsar las obras en este puerto.

_¿Van a pagar los $us 300 millones a las constructoras por las distintas obras públicas realizadas?
Cuando el Estado firma un contrato con una empresa privada evidentemente esto lleva a distintas responsabilidades y una de ellas es el pago de las planillas por las obras realizadas. En este aspecto no se cumplió y las constructoras tienen todo el derecho de reclamar e iniciar distintos juicios.

Pero, con el objetivo de llegar a un acuerdo, soy un convencido que en una mesa de trabajo se pueden solucionar estos temas y como parte de la reactivación económica las planillas con deudas deben ser canceladas a las empresas constructoras.

El criterio para la priorización de estos pagos tiene que ver con la importancia social y de la urgencia en cuanto a la mora. Nosotros queremos ser el nexo para que estos recursos estén disponibles.

_¿En esta reactivación económica las constructoras pequeñas, medianas y grandes del país van a tener espacio en las distintas obras públicas que se encaren?
En este aspecto estamos solicitando que los Documentos Base de Contratación (DBC), de acuerdo con la reunión sostenida con la Sociedad de Ingenieros de Bolivia y la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), se los pueda modificar para que nuestras constructoras tengan una mayor participación en la ejecución de las obras públicas.

_¿En cuanto a la generación de puestos de trabajo desde el Ministerio de Obras Públicas cuál será su aporte?
Le quiero comentar que estamos en un proceso de liberación de más de Bs 10.000 millones, un recurso que va a permitir la creación de un sinnúmero de nuevos puestos de trabajo y a la vez ponernos al día con algunas deudas.

En este aspecto le voy a poner un ejemplo, la empresa constructora que está realizando el tren Metropolitano en Cochabamba, de 400 trabajadores que ocupaba, debido a la deuda que tenemos con esta compañía, tuvo que bajar a 40 obreros. Entonces esta liberación de recursos nos va a permitir mejorar estos problemas.

_¿Estos Bs 10.000 millones de dónde provienen?
Es dinero que estaba inscripto en el Tesoro General del Estado. Ya tuvimos una reunión de gabinete con el Ministerio de Economía, en ese entendido hay un gran avance y con seguridad en estos 15 días daré a conocer a la población la liberación de estos recursos.

_¿Cuál su criterio respecto al financiamiento externo?
Se debe hacer notar que hay distintos proyectos en marcha, que en su momento lograron un financiamiento externo, estos van a continuar con dicho financiamiento, pues no podemos retroceder y dejar sin efecto la ayuda externa.

Tenemos contratos vigentes con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por Bs 36 millones para el aeropuerto de Cobija y de Bs 88 millones para la terminal de Trinidad, esos recursos están en curso.

Ahora, sin duda, que compartimos el objetivo de mejorar los ingresos internos, de maximizar las recaudaciones y ser más eficientes. Esa es la línea de nuestro presidente y la vamos a respetar.

_En cuanto al gasto corriente, ¿cómo lo va a encarar con el objetivo de ayudar en la reducción de déficit fiscal?
Buscamos ser austeros y tener un gasto equilibrado. Sin embargo, se debe hacer notar que la inversión en el gasto corriente en 2020 fue de Bs 1.756 millones, pero solo se ejecutó un 28%, lo que demuestra que en la anterior gestión hubo un descalabro económico.

_¿En esta coyuntura cuál va a ser la relación con las constructoras bolivianas?
Bueno usted sabe que el 55% de la población dijo que quiere vivir en paz y tranquilidad. Eso es lo que vamos a hacer desde este ministerio. Nos vamos a reunir con las constructoras nacionales para encontrar consenso. Ellos son nuestros principales aliados para reactivar un sector clave en la generación de puestos de trabajo a corto y mediano plazo.

_¿Cuáles son los principales desafíos para el próximo año que su cartera deberá superar?
Considero que será un año muy dinámico, donde se tendrá un modelo de trabajo 24/7. Todo el equipo que tengo está trabajando al 100% y esperamos conseguir los resultandos que nos estamos planteando con el objetivo de mejorar las condiciones económicas y sociales de la población.

Ese es nuestro principal objetivo, lograr el bien común de las bolivianas y bolivianos.