Escucha esta nota aquí

El hambre crece en América Latina y en 2022 el problema se puede profundizar con las nuevas olas de coronavirus. Esta es la lectura de la FAO, que de acuerdo con Jorge Meza, representante del organismo en Paraguay, observó que en Bolivia durante la gestión pasada, el porcentaje de población que pasó hambre fue del 12,6%, una cifra considerada preocupante por Meza, cuando el país tiene una vocación agropecuaria importante.

El informe, según el diario económico Gestión, da cuenta de que Haití concentra el nivel más alto de subalimentación en América con el 46%, mientras que Venezuela registra el más elevado en Sudamérica con un 27,4% frente a una media móvil previa del 22,2% en el periodo 2016-2018.

Argentina alcanzó un 3,9%, con un aumento sostenido en los últimos seis años hasta el 2020.

Meza, en una entrevista que reproduce Gestión, establece que América Latina y el Caribe cuenta con 60 millones de personas con hambre. El crecimiento del 2019 al 2020 fue del 14%.

Para el representante de la FAO la principal preocupación es el tema de las olas asociadas a los niveles de la vacunación y a la eficiencia de la misma, eso puede hacer que se reduzcan más los ingresos y la posibilidad de acceso a alimentos, incrementando el hambre, sostuvo Meza.

Otra de las preocupaciones de la FAO es la inseguridad alimentaria que afecta a casi un 42% de las mujeres en la región, frente a un 3,2% de los hombres.


Comentarios