Escucha esta nota aquí

De acuerdo con el Ministerio de Planificación, durante el inicio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, entre marzo y abril, el Estado captó donaciones por un total de $us 5 millones, de los cuales $us 2,8 millones provinieron del sector privado boliviano y el resto de organismos internacionales y países aliados

En abril, el sector empresarial, junto con la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), entregó al Gobierno nacional una donación de Bs 19.700.000, que representan $us 2,8 millones para fortalecer la lucha contra esta enfermedad. 

En ese entonces se anunció que esos recursos serán destinados a la compra de reactivos, equipos de laboratorios y de protección para el personal de salud.

A esa ayuda se sumaron organismos internacionales y países amigos que hicieron llegar sus donaciones, de manera paulatina, para el sistema de salud y tareas para evitar la propagación de la enfermedad.

En marzo, la CAF donó a Bolivia $us 400.000 para la emergencia sanitaria. Los recursos fueron desembolsados a cuentas del Ministerio de Salud, señala el informe oficial.

Un mes después, Francia también se adhirió con una donación de $us 39.000 que fueron destinados al mantenimiento del Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop), donde se realizan las pruebas para detectar el Covid- 19.

También en abril, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) otorgó a Bolivia, en calidad de donación, material y equipos médicos en favor del Ministerio de Salud, por un valor de $us 498.656.

Además, el Banco de Cooperación Financiera Alemán (KfW) concedió $us 287.356 en favor de la Policía Nacional, a través del Ministerio de Gobierno, para atender las necesidades de bioseguridad de los uniformados, que están a cargo del control y la seguridad durante la cuarentena.

En tanto, el Fonplanta Banco de Desarrollo, entregó $us 200.000 en favor del Ministerio de Salud, para las labores de contención de la enfermedad en todo el territorio nacional.

    A esas donaciones, también se sumó Estados Unidos, que se adhirió a la emergencia nacional y donó de manera directa, en abril, $us 750.000.