Escucha esta nota aquí

Cuatro entidades y decenas de firmas individuales ya están establecidas en las modernas instalaciones del Ambassador Business Center, un ícono arquitectónico de 115 metros de alto que anoche abrió sus puertas oficialmente en el corazón de Equipetrol, entre el segundo y tercer anillo, en la avenida San Martín Nª 155, entre el Colegio Alemán y el comercial El Chuubi. 

La empresa de telecomunicaciones Viva, la financiera Fonplata, Ferrere abogados y Sion apostaron por establecer sus oficinas en el centro empresarial que nace “en sintonía con lo que la ciudad requiere, la condensación de los espacios de construcción y verticalmente”, expresó el gerente del Colegio de
Arquitectos de Santa Cruz, Jorge Stratis.

Fonplata se encuentra ubicada en seis pisos, desde donde proyectará sus actividades a escala internacional.  

Detalles y tecnología
El edificio cuenta con 25 pisos, planta baja y dos subsuelos (28 niveles en total), 102 oficinas, 10 locales comerciales, una amplia área de bussines center, salas de capacitación y gimnasio.
Lorena Robles, directora y representante legal de la constructora NH3, que estuvo a cargo del proyecto, especificó que Fonplata abarca el 30% del edificio. “En los 28 niveles, el 80% son oficinas corporativas, el restante está distribuido entre 10 locales comerciales, bussines center, gym y otras áreas”, explicó.
El arquitecto Hans Kenning, uno de los responsables de la obra, dijo que en la parte ambiental se cumplió con la normativa, o sea que se aprobó la licencia y los monitoreos del manejo de residuos y de aguas servidas.

Construido bajo estándares internacionales de calidad y tecnología, el edificio se convirtió desde anoche en un sobresaliente centro corporativo que compite en altura con otras construcciones a escala nacional.

Posee sistemas de control de acceso para el personal y visitas, de aire acondicionado y calefacción por oficina, de combate contra incendios, de vidriado tecnológico solar y térmico, de instalaciones de soporte por el núcleo central, de telecomunicaciones, de ascensores de alta velocidad, de redes de voz y datos, además de un sistema de ahorro energético en la iluminación: sensores de movimiento, interruptores crepusculares e iluminación led.
“Se trata de una obra emblemática, con un estilo vanguardista y mucha tecnología. Su ubicación la hace suficientemente atractiva para el sector empresarial y corporativo”, añadió Lorena Robles. 

Comentarios