Escucha esta nota aquí

De acuerdo con los datos del Banco de Desarrollo Productivo (BDP), hasta el cierre de septiembre de 2020 su cartera de créditos productivos de primer piso fue de Bs 2.359 millones, de los cuales un 69%, equivalente a Bs 1.627 millones, se destinaron al sector agropecuario.

Sin embargo, Isidoro Barrientos, presidente de la Cámara Agropecuaria del Pequeño Productor del Oriente (Cappo), indicó que estos recursos no llegan en la cantidad necesaria a los pequeños productores debido a que estos no cumplen con los requisitos que exige el BDP.

“Tengo entendido que los medianos y grandes productores son los más beneficiados con estos créditos productivos, pues tienen la posibilidad de hipotecar sus predios, algo que los pequeños no podemos hacer. Ojalá el Gobierno tome en cuenta esta situación y vea qué se puede hacer para que los pequeños productores puedan acceder en mayor cantidad a estos créditos que otorga el BDP”, sostuvo Barrientos.

A su vez, Juan Carlos Vargas, secretario de Relaciones de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), indicó que parte de los afiliados tuvo acceso a los Bs 613 millones (26%) de los créditos otorgados por el BDP a la industria manufacturera.

Vargas lamentó que solo unos pocos puedan acceder a esos recursos ya que para la micro y pequeña empresa el 8,5% de interés que debe pagar al BDP, es una limitante que provoca que el sector no tenga el apoyo financiero tan necesario en esta coyuntura económica.

El dirigente indicó que en las próximas reuniones con el Gobierno van a solicitar que se considere la posibilidad de bajar la tasa de interés de un 8,5% a un rango entre el 4% y 5%, pues juzga que no es justo que a las medianas y grandes empresas solo se les cobre un 5%, mientras a los que tienen una menor capacidad de pago el cobro sea mayor.

En cuanto al desempeño del BDP como entidad que otorga créditos productivos en el país, el gerente de Riesgos Integrales de dicha entidad financiera, Zenón Chambi, dijo que la cartera productiva de primer y segundo piso del banco subió dos niveles, ocupando el décimo lugar al cierre de septiembre de 2020 en el Ranking de Cartera Productiva del Sistema Financiero que se realiza mensualmente con información de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

El funcionario explicó que, para el banco, este ascenso significa un posicionamiento dentro de la cartera del sector productivo, porque es un ranking que abarca a todas las entidades financieras que otorgan créditos productivos.

Pese a la coyuntura económica que dejó la cuarentena, Chambi sostuvo que se proyecta alcanzar una cartera de primer piso por encima de los Bs 2.374 millones hasta el cierre de diciembre de la presente gestión, lo que significa un crecimiento de más de Bs 500 millones.

Comentarios