Escucha esta nota aquí

Las altas temperaturas que afectan al departamento le están pasando la factura al consumo de energía eléctrica, pues de acuerdo con los datos de la Cooperativa Rural de Electrificación R.L (CRE) informaron que durante la jornada de ayer y de hoy la demanda de electricidad fue de unos 611 megavatios, la segunda más alta en lo que va del año, pues el récord se dio en enero de esta gestión cuando el consumo fue de 700 megavatios.

Nelson Alborta, gerente de Operaciones de la CRE, explicó que, debido al calor, el consumo de electricidad en la categoría domiciliaria la misma en relación con octubre de 2019, se incrementó en promedio en un 15%.

Alborta sostuvo que las personas están usando en mayor tiempo el aire acondicionado y los ventiladores para hacer frente a las elevadas temperaturas, pero aclaró que es complicado indicar de forma precisa en cuanto subió la demanda, debido a que ese es un comportamiento individual que se registra en cada medidor de los clientes de la cooperativa.

Sin embargo, Alborta explicó que, de manera general, se puede registrar la demanda de electricidad y que ésta a principios de este mes se ubica en segundo lugar en comparación con enero de 2020.

El gerente negó que se hayan producidos cortes, por falta de electricidad o por una menor potencia en los transformadores barriales, a tiempo de indicar que apenas esto sucede, una cuadrilla de técnicos de la CRE, llega a lugar para aumentar la potencia y así evitar los cortes.

La capacidad instalada está por arriba de los 800 megavatios, por lo que la ciudadanía tiene que estar tranquila”, aseguró Alborta.