Escucha esta nota aquí

Sin acuerdos. Así acabó la reunión de ayer en la ciudad de Arica (Chile) entre autoridades bolivianas y chilenas, que se prestaban a debatir la nueva propuesta tarifaria y el Manual de Servicios que aplica la concesionaria Terminal Puerto Arica (TPA) a la carga boliviana que pasa por manos de la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B).

La empresa implementó sus tarifas, que Bolivia consideró sin consenso y muy altas (hasta el 208% de la anterior).

“La propuesta tarifaria incluye un descuento que subió del 31% al 38% en 19 servicios a la carga que agencia ASP-B”, dijo el gerente general de la estatal Empresa Portuaria Arica (EPA), Rodrigo Pinto. Ayer, Pinto también mencionó que la estatal Bolivia aún mantiene impaga la deuda por los servicios facturados del 5 al 15 de agosto, porque solo abonó un tercio de la factura.

El gerente de ASP-B, David Sánchez, había informado anteriormente que por la primera quincena de agosto, le cobraron $us 234.000 con tarifa incrementada. “No es un manual con beneficios.

Tiene una propuesta de rebaja, pero en la integralidad del servicio, está subiendo el costo por la parte portuaria en todo el conjunto de los servicios”, reveló. Ayer se buscó insistentemente una información oficial de ASP-B o de la Cancillería, para conocer el resultado, pero no fue posible hasta el cierre de nuestra edición.

Camiones varados

Después de varias cartas de uno y otro lado, finalmente, ayer se produjo el encuentro entre autoridades y ejecutivos de Bolivia y Chile en Arica. La reunión era esperada por exportadores, importadores y transportistas internacionales. Pero los resultados no fueron favorables y se estima que, desde el anterior martes, hay entre 500 y 800 camiones varados en puerto.

“Lo lamentable es que el transporte de carga pesada es el más afectado ya que es la parte principal de la operativa del movimiento de carga. Esto nos preocupa demasiado. La ASP-B y TPA deben encontrar el camino para evitar mayores perjuicios.

Muchos camiones siguen con el manifiesto de carga internacional llenado. Cerca de 500 camiones esperan poder realizar sus faenas”, declaró el ejecutivo del transporte internacional, Gustavo Rivadeneira. El gerente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, Javier Hinojosa, sostuvo que no sabía nada oficial de lo que sucedió en la reunión. “No hay humo blanco. Hay cerca de 800 camiones esperando carga”, precisó.

Tags

Comentarios