Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Economía remitió al Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conapes) una propuesta para definir el pago del impuesto a las grandes fortunas. El nuevo tributo fue una promesa electoral del actual presidente Luis Arce Catacora y desde su anuncio, en plena campaña proselitista, fue observado por analistas y empresarios. 

En concreto, los que rechazan la aplicación del impuesto señalan que desalentará la inversión privada, que está diezmada después de varios meses de cuarentena rígida. En síntesis, aseguran que el tributo afectará gravemente la reactivación económica. 

Si bien no hay un decreto o proyecto con directrices claras, que se hayan hecho públicos, desde el Gobierno dicen que el impuesto se aplicará a personas naturales, no así a las empresas, y alcanzará a 150 personas en todo el país.

​Propuesta

Sobre este tema, fuentes del Ministerio de Economía indicaron que las propuestas concretas sobre este impuesto fueron derivadas al Conapes.

Este consejo está integrado por todos los ministros del gabinete del presidente Arce, su principal objetivo es coordinar las políticas nacionales de desarrollo económico y social, dictaminando y concertando acciones; así como, proponiendo políticas y normas en el ámbito de su competencia.

Además, esta entidad estatal es responsable de aprobar proyectos de decretos supremos y anteproyectos de leyes. 

Recaudaciones 

Sobre cuánto se recaudará con este nuevo tributo, las cifras aún no son claras. Por ejemplo, en varias declaraciones el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, señaló que se pretende recaudar hasta más de Bs 100 millones por año. Además, aseguró que el gravamen será permanente y anual.

Pero en una entrevista con un diario paceño, el presidente Luis Arce Catacora dijo que se tenía previsto recaudar entre Bs 400 millones y Bs 800 millones, “dependiendo de dónde se toma la base y cuál es el monto de la alícuota”.

Si bien no hay nada claro se sabe que se aplicará a las personas que tengan un patrimonio mayor de Bs 30 millones.

En una columna del economista Mauricio Ríos, el especialista señaló que la medida ahuyenta a los grandes capitales del exterior que “hoy el país necesita de manera desesperada”.

“Si vienen nuevos capitales a invertir, será porque tienen un trato especial y directo con el gobierno y su partido”, dijo.





 

Comentarios