Escucha esta nota aquí

La pandemia de coronavirus ha destruido hasta 149 millones de empleos en América Latina y el Caribe en lo que va de año, siendo el periodo comprendido entre abril y junio la etapa más dura para el mercado laboral regional, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Así lo reportó Europa Press.

En concreto, durante el segundo trimestre del año, la región perdió 80 millones de puestos de trabajo, frente a los nueve millones perdidos en el primer trimestre y los 60 millones estimados para el tercero.

Por zonas, América del Sur fue el área más afectada, con una pérdida acumulada de 97 millones de trabajos, mientras que América Central registró una disminución de 45 millones de personas con nómina.

Por su parte, América del Norte (excluyendo a México) registró una pérdida de 40 millones de trabajos hasta septiembre, haciendo que la pérdida total de empleo en América fuera de 191 millones en los tres primeros trimestres.

En el primer trimestre del año, el continente americano perdió un 3% de las horas de trabajo, lo que se traduce en una disminución de 11 millones de empleos.

Con respecto al segundo trimestre, América registró una pérdida de horas de trabajo de alrededor del 28% en el segundo trimestre del 2020 en el segundo trimestre, esto es, unos 105 millones de trabajos a tiempo completo.

"Se trata de la pérdida de horas de trabajo más acusada de las principales regiones geográficas, y constituye la mayor revisión al alza desde que se publicó la quinta edición del observatorio de la OIT", apunta el texto.

El tercer trimestre del año dejó una caída del 19,8% en el porcentaje de horas trabajadas, que implica una caída de 75 millones de empleos. "A escala regional, se prevé que América siga siendo la región más afectada en el tercer trimestre (con arreglo a una disminución de las horas de trabajo del 19,8%)", anota el informe.

Las previsiones para el cuarto trimestre apuntan a que en América la pérdida de horas de trabajo sea del 14,9%.

A escala global, la OIT prevé que se pierdan en el segundo semestre del año un total de 590 millones de empleos a tiempo completo en todo el mundo como consecuencia de la crisis del coronavirus, lo que supondrá un descenso del 8,6% de las horas de trabajo en el cuarto trimestre (245 millones de empleos menos) y un descenso del 12,1% en el tercer trimestre (345 millones de empleos).