Escucha esta nota aquí

La tasa de desempleo comienza a descender en Bolivia, pero no a los niveles anteriores a la pandemia. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE) en el mes de enero de 2021 la tasa de desocupación llegó al 9,67%.

La cifra es menor a la registrada en el pico más alto de la pandemia, junio de 2020, cuando la tasa fue del 11,56%. Hasta antes de la emergencia sanitaria, el indicador llegó al 5,15%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima que unos 2,7 millones de empresas han tenido que cerrar sus puertas por causa de la crisis sanitaria.


En Bolivia, de acuerdo a la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del INE durante la pandemia, la población cesante e inactiva afectada por la cuarentena fue de 698.000 personas, de las cuales el 53,3% son mujeres y el 46,7%, hombres.

Según grupo de edad, de acuerdo a estas encuestas, las personas de 18 a 23 años que perdieron su trabajo son 41.000 y las inactivas son 98.000. En este sentido, entre abril y julio alrededor de 434.000 personas comenzaron a buscar trabajo.

El Producto Interno Bruto (PIB) al segundo semestre del año pasado cayó en -11,11%, mientras que el IGAE a noviembre fue del -8,17%.

Varios economistas y sectores atribuyen la caída del empleo a las medidas que se adoptaron para evitar la propagación del coronavirus. No obstante, varias empresas cerraron sus puertas al paralizarse la economía.

El Gobierno tiene previsto incrementar la inversión pública programada para este año de $us 4.011 millones, en el marco del proceso de modificaciones del Presupuesto General del Estado (PGE).

Comentarios