Escucha esta nota aquí

La logística y la capacidad de envío de dinero a nuestro país de las personas que viven en el exterior se complican debido al impacto del Covid-19 por lo que dichos recursos son menores en 13,5% a marzo de 2020 en comparación con el primer trimestre del año pasado.

Hasta marzo de este año las remesas familiares ascendían a los $us 285,4 millones, cuando en similar periodo de 2019 las mismas llegaron a los $us 330,1 millones. 

Este comportamiento, según el Banco Central de Bolivia (BCB), se debe a las medidas para contener la propagación del coronavirus que fueron implementadas en la mayoría de los países emisores de dichos recursos.

En cuanto a los países de origen de las remesas familiares, España con el 41%, EEUU con el 19,6% y Chile con el 12,9% ocupan los tres primeros lugares, seguidos muy por debajo por Brasil con el 6,9% y Argentina con el 5,1%.

Mientras que, el 42,3% de ese dinero tiene como destino Santa Cruz, le sigue Cochabamba con el 32,4% y La Paz con el 12,3%.