Escucha esta nota aquí



El vicepresidente Álvaro García Linera, advirtió esta tarde que aquel trabajador que no asista a sus fuentes laborales, apoyando el paro de 48 horas convocado por la Central Obrera Boliviana (COB) para mañana y el viernes, le serán descontados sus salarios por inasistencia.

"Día que no se trabaja, día que no se cobra. Esto no se va a negociar con ningún dirigente. Que cada compañero se atenga a las consecuencias con sus decisiones", manifestó la autoridad.

La advertencia la realizó, mientras la dirigencia de la COB y los fabriles, se reúnen con el Gobierno, en el Ministerio de Educación, intentando resolver el paro y dando una alternativa legal a la exigencia obrera de derogar el decreto 2765 que cerró la Empresa Nacional Textil (enatex) y dejó a unos mil trabajadores sin fuentes laborales.

La propuesta del Gobierno es modificar el DS 2765 indicando que la norma no se aplicará a ninguna empresa privada para deshacerse de sus trabajadores.

Además, dicen que se respetará los sindicatos de los trabajadores. Por último, el Gobierno se compromete a cambiar la Ley del Funcionario Público con un proyecto de ley del Servidor Público, que respete la Ley General del Trabajo.

"Bolivia está bien, el Estado genera recursos y no pongamos en riesgo el tema de los recursos", añadió García Linera, sobre el paro.