Escucha esta nota aquí

Un nuevo funcionario de la administración de la expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, es aprehendido a la espera de definir su situación legal. Ayer, Eddy Luis Franco, exgerente de la empresa estatal de telecomunicaciones, fue aprehendido por supuesta conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado y legitimación de ganancias ilícitas.

En horas de la tarde, Édgar Montaño, ministro de Obras Pública hizo públicas cuatro denuncias por supuestos actos de corrupción en Entel.

El primero está referido al pago de $us 390.000, a una empresa ‘fantasma’ por el servicio de mantenimiento de los equipos de Entel en suelo peruano.

El segundo caso es por los finiquitos a los gerentes de Entel, durante la administración de Elio Montes. El tercer caso tiene que ver con las donaciones entregadas a comparsas carnavaleras y a la asociación de mecánicos y ramas afines del Oriente por un monto de $us 105.000 y finalmente, el caso de gastos suntuosos, como el alquiler de aviones y pago de habitaciones en hoteles de lujo.

La autoridad sostuvo que en conjunto estos delitos generaron un daño económico al Estado por Bs 5,8 millones y que los mismos son recursos que pertenecen al pueblo boliviano y por ello deben ser recuperados.

De acuerdo con Montaño, en la declaración de Franco se hace conocer otros nombres que también estarían implicados con actos irregulares y que estos necesariamente tendrían que haber sido del conocimiento del entonces ministro de Obras Públicas, Iván Arias.

“Es de esperar que aquellos que indicaron que si era necesario se iban a presentar ante la Fiscalía lo hagan. Si uno no hizo nada malo, no tiene nada que temer”, sostuvo.

Un exgerente aprehendido

Lo que iba a ser una declaración informativa, tuvo un giro y terminó con los planes de Eddy Luis Franco, exgerente de Entel, de retornar a Santa Cruz, porque pasado el mediodía de ayer, tras varias horas de declarar en el Ministerio Público se determinó su aprehensión. Franco fue trasladado a las dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), de la calle Sucre, de la ciudad de La Paz.

Nadia Morales, abogada defensora de Franco, lamentó el proceder de la Fiscalía que en su argumentación determinó que existía riesgo de fuga y que el investigado no presenta un domicilio válido, aspecto que observa Morales al indicar que Franco fue notificado el martes 4 de mayo en su domicilio de la capital cruceña.

“Él demostró respeto a la autoridad trasladándose a otra ciudad (La Paz), entonces hoy no se considera un elemento válido cuando el Ministerio Público lo notificó en su domicilio”, cuestionó Morales.

Sobre los delitos por los que se lo investiga a Franco, la letrada explicó que son tres: conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado y legitimación de ganancias ilícitas.

En cuanto a la situación legal de su defendido, Morales puntualizó que el plazo máximo para definir aquello es de dos días y mientras eso sucede, Franco continuará aprehendido en la Felcc.

Se encuentra bien. Debe ser fuerte, aunque por dentro debe estar contrariado, debido a que la Justicia no cumple con lo que está determinado”, reflexionó Morales.

Lo que se investiga

El caso que investiga la Fiscalía, es por la denuncia del supuesto pago de $us 390.000 a una “empresa fantasma” de Perú para la realización de trabajos bajo el rótulo de “confidencial”.

La denuncia del caso fue presentada el 21 de abril de 2021 y la exanalista de la Gerencia de Finanzas de Entel, Carola V. F., fue aprehendida por efectuar pagos por los trabajos supuestamente contratados, que debían tratarse de la verificación y la revisión de la red de fibra óptica de Entel en los nodos de Lurín, Tacna, Moquegua e Ilo, del Perú.

Montaño señaló que enviaron una nota a la empresa que hace el mantenimiento de los equipos de la estatal de telecomunicaciones que se encuentran en Tacna, en Ilo y Moquegua. Y ésta le habría informado que nadie fue a hacer un trabajo de mantenimiento o auditorías.

La autoridad agregó que la exanalista de la Gerencia de Finanzas de Entel, recién en marzo de esta gestión hizo conocer todas las facturas por los depósitos efectuados a la empresa.

Sobre el tema, Daniel Valverde, analista político, explicó que en este caso es importante tomar en cuenta los aspectos objetivos como el de la existencia de una denuncia que activó una investigación del Ministerio Público.

Sin embargo, hizo notar que parte de la población mira de reojo el accionar de la justicia debido a que su desempeño, con las autoridades del anterior Gobierno es cuestionado, por lo que las decisiones del juez serán determinantes para saber si es una investigación libre de todo componente político.

“Considero mañana (por hoy) que un juez va a determinar la situación cautelar de Franco. Entonces, si llega a decidir su detención preventiva, en su justificación deberá sostener el peligro de fuga que indica la Fiscalía y si los indicios son tan fundados como para realizar la detención. Analizar la resolución será clave”, indicó Valverde.

Dos lecturas

Cabe recordar que luego de que se denunció que la estatal Entel pagó $us 390.000 a una firma “fantasma” de Perú, el exministro de Obras Públicas y alcalde electo de La Paz, Iván Arias dijo desconocer el hecho, aunque anticipó que quien debe responder por las denuncias era el exgerente de la estatal, Eddy Luis Franco.

Además, dejó establecido que, según normativa de Entel, el gerente tiene libertad y plena responsabilidad de hacer gastos hasta por $us 2 millones y luego tiene que consultar a su directorio.

“Las empresas como Entel y la Administradora Boliviana de Carreteras tienen gestión administrativa y habrá que averiguar. Y el primero que tiene que rendir cuentas es la persona que en aquel tiempo fue gerente, pero habrá que averiguar”, precisó Arias ante las denuncias de Montaño.

Mientras el ministro señaló que la aprehensión de Franco es resultado de la denuncia contra los presuntos responsables como la analista Carola G.V.F., presentada ante las instancias competentes tanto en Bolivia como en Perú. Montaño detalló que el acuerdo con la compañía fantasma tuvo una cláusula de confidencialidad y que no hubo trabas para realizar una auditoría a ese documento.

Entel, en la mira

Elio Montes Chávez fue gerente general de Entel durante 82 días, tras el cambio de Gobierno, pero fue destituido a mediados de febrero de 2020.

Esa situación develó presuntos hechos de corrupción, entre ellos, el pago de auspicios, compra de celulares, hospedajes y desembolsos de finiquitos a personal que entró a trabajar al mismo tiempo que Montes.

“Viví 82 días de acoso laboral, amenazas psicológicas, por parte del aparato estatal. Mi pecado fue querer hacer las cosas bien, hacer que Entel crezca, hacer que el internet mejore para los bolivianos”, escribió Montes en su cuenta de Twitter después de conocer las denuncias en su contra.

Entre las irregularidades atribuidas a Montes está el pago de hospedaje y consumo extra en un hotel de cinco estrellas de La Paz. Son dos facturas de Bs 36.440 y Bs 18.712 el 30 de diciembre de 2019.

Tras la destitución de Montes, otros 13 servidores fueron alejados y la planilla de finiquitos llegó a sumar Bs 868.998. Al respecto, el exgerente escribió: “El grupo de profesionales que vino conmigo dejó trabajos de más de 10 años, remunerados tres o cuatro veces más que el sueldo de Entel”.


Comentarios