Escucha esta nota aquí

Con cifras en mano, el Viceministerio de Planificación y Coordinación, ratificó que el país tendrá una tasa de crecimiento del 4,4%. El pronóstico se sustenta en base al último reporte del Índice Global de Actividad Económica (IAGE) que al primer cuatrimestre creció en un 5.3%. Sin embargo, varios sectores han pedido al Gobierno presentar un plan de reactivación y acelerar la inversión pública.

Cabe recordar que el Programa Fiscal Financiero 2021, suscrito en marzo por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y el Banco Central de Bolivia (BCB), se proyectó este año un crecimiento de la economía del 4,4%.

"Esta es la proyección del crecimiento económico, tenemos un indicador que es el Índice Global de Actividad Económica que nos mide cómo se está desempeñando la economía y hasta marzo tenemos un 4,9 (%), entonces existe una tendencia creciente a la recuperación", dijo Carlos Guachalla, viceministro de Planificación y Coordinación, citado por la agencia ABI.

Desde 2020 a la fecha el país vive una dura crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus y las medidas que se implementaron, durante el Gobierno de transición, para frenar el avance de la enfermedad como el confinamiento de las personas y la paralización de las actividades.

Si bien el actual Gobierno flexibilizó las restricciones, muchos sectores sostienen que a la fecha la reactivación no se ha hecho sentir.

Según datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el IGAE creció al 5,3% en el primer cuatrimestre de 2021 en Bolivia, lo que es una señal de recuperación de la economía nacional.

En mayo, en un reporte realizado por EL DEBER la Cámara Nacional de Industrias (CNI) advirtió que aún no advierte señales integrales y robustas de reactivación económica.

Según su presidente Ibo Blazicevic, medidas como la sustitución de importaciones, el régimen de devolución del IVA, el pago de impuestos de grandes fortunas, la eliminación de decretos sobre pago del IUE, la ventanilla única de exportación, la restricción a las exportaciones, entre otras medidas, generan una reducción de ingresos para las empresas e incertidumbre para la inversión privada.

Además, la CNI advirtió que la producción manufacturera continúa estancada e ingresando en un proceso de iliquidez creciente debido a la contracción de la demanda.

Según el Centro Boliviano de Estudios Económicos (Cebec), dependiente de Cainco, la actividad industrial al primer trimestre de este año está por encima de los niveles mínimos observados en la pandemia; sin embargo, no se retornó a las escalas previas al ataque del virus.

No obstante, según Guachalla, los indicadores del IGAE muestran “una reconstrucción de la economía y que la implementación del Modelo (Económico Social Comunitario Productivo) nos va a llevar a esos registros históricos que hemos tenido de desempeño económico", resaltó.

La autoridad, según el reporte de ABI, sostuvo que, según los organismos internacionales, Bolivia ocupa el segundo y tercer lugar de crecimiento en la región, lo que significa que el país es una de las economías "que mejor se desempeñó".

En abril de este año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó un crecimiento económico del 5,5% para Bolivia en 2021 y ubicó al país entre los cuatro con mejor proyección en la región, después de Perú, Chile y Argentina, según datos oficiales.

Comentarios