Escucha esta nota aquí

Asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) consideran que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) viola la Ley 1294 que prevé el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional y anunció una petición de informe oral y escrito a la Autoridad.

El senador del MAS, Efraín Chambi lamentó que el Gobierno transitorio esté vulnerando e incumpliendo la Ley 1294, que prevé el diferimiento de créditos en interés y capital a través de un comunicado que pretende, según el legislador, hacer que la población boliviana desde junio, vuelva a pagar los créditos en interés y capital.

“La norma establece el pago en seis meses. Estos actos están llevando a la incertidumbre a la población boliviana. Por eso decidimos convocar a petición de informe oral a la ASFI en la Cámara de Senadores como también vamos a generar una petición de informe escrito para que fundamente el motivo de poder vulnerar una ley con un simple comunicado. Nos parece un flagrante incumplimiento a una Ley obligatoria”, señaló el asambleísta desde Cochabamba.

La norma

Según la Ley 1294, las entidades de intermediación financiera que operan en territorio nacional, deben realizar el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional, por el tiempo que dure la declaratoria de emergencia por la pandemia del coronavirus y otorgando un lapso máximo de hasta seis meses posteriores al levantamiento de la declaración de emergencia.

Añade que la medida dispuesta no implicará el incremento de la tasa de interés ni la ejecución de sanciones y penalizaciones por mora y prohíbe el anatocismo. Es decir, que las entidades no pueden cobrar intereses sobre los intereses de mora, derivados del no pago de un préstamo.

Comunicado de la ASFI

La entidad reguladora informó a los prestatarios del sistema financiero de la instrucción que emitió, a todas las entidades para proceder con el diferimiento automático de las deudas correspondientes a los meses de marzo, abril y mayo de 2020.

Al margen del diferimiento, “las entidades están facultadas a efectuar reprogramaciones o adoptar otras medidas de solución para sus deudores, tales como periodo de gracia y otras que contemplen condiciones accesibles a solicitud de sus clientes”, señala el comunicado de la ASFI, en cumplimiento de lo establecido en la Ley 1294, el decreto supremo 4206 y la Carta Circular ASFI/DNP/R-2785/2020.

Establece que, pasada la cuarentena total dispuesta por el Gobierno, los prestatarios dispondrán de seis meses para acordar con las entidades de intermediación financiera, el mecanismo sobre cómo efectuarán el pago de las cuotas diferidas.

Para esto, dichas entidades deben asesorar a los deudores sobre las opciones que pueden ser tomadas para el efecto, así como el costo financiero que implicaría cada una de ellas, aclarando que, a partir de junio, los pagos se deben efectuar conforme al cronograma original de la operación crediticia o bajo las condiciones que hayan podido ser convenidas en los casos correspondientes.

Mala interpretación

Ante el comunicado, también el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque (MAS), sostuvo que la ASFI realiza una mala interpretación de la ley excepcional, por lo que dará una explicación con expertos profesionales, para explicar la Ley.

“Están haciendo una mala interpretación de la ley, vamos a mandar a nuestros profesionales para que la expliquen y adecuen porque la población está demandando aquello, de lo contrario no habría ninguna situación favorable para los deudores con esa aplicación que está haciendo la ASFI”, sostuvo.