Escucha esta nota aquí

Las automotrices dan un giro sectorial para evitar un deterioro en sus ventas y neutralizar la desaceleración que afrontan sectores del aparato productivo nacional -agrícola, minero y petrolero- por el desplome del precio de los ‘commodities’ y el petróleo en el contexto global.

Conscientes de que estos factores externos pueden actuar de manera negativa en la economía sectorial, las concesionarias apuestan a diversificar su portafolio con líneas de vehículos orientadas a nuevos nichos de mercado, agresivas campañas que incluyen rebaja de precios y implementan la estrategia ‘puerta a puerta’ para atrapar clientes.
Para el gerente general de Autobol-Honda, Eric Weise, es innegable la desaceleración que han comenzado a sentir algunos sectores, caso del petrolero, que refleja una demanda cero.

Hizo notar que la evaluación en ventas, hasta mayo, es positiva. En vehículos creció un 16%, en repuestos y accesorios un 8% y en servicios técnicos un 12%.

No obstante, apuntó que ampliarán el servicio de posventa con nuevos productos e innovarán servicios, además potenciarán su portafolio con productos de cuatro y dos ruedas.

Desde Nibol-Nissan, el subgerente del departamento de finanzas, Adolfo Áñez, refirió que si bien hay sectores económicos castigados por la baja de precios de materias primas, la cartera de cliente de la automotriz es diversificada y no es significativa la caída en ventas.

De las proyecciones corporativas, Nibol incrementará su fuerza de venta en segmentos claves, como ser crossovers -a medio camino entre el auto y el 4x4- que alcanzan alta preferencia en la población nacional.

La empresa Hansa, que en su portafolio incluye motorizados Audi y buses y camiones Volkswagen y MAN, reconoce que hay sectores que han enfriado su economía, pero que la compañía proyecta ventas con base en los cambios económicos que pueden darse. Tiene una oferta a la medida de las necesidades y los requerimientos de clientes o empresas públicas y privadas.

Hansa habla de cumplimiento de metas planificadas en ventas. Al filo del primer semestre refleja mejoría y superación en vehículos de pasajeros y comerciales así como también en camiones y buses. En la línea Audi también refleja un crecimiento.

Hansa gestiona negocios con todos los sectores y apunta a colocar camiones Volkswagen y MAN a los segmentos que registran ralentización económica.

La automotriz Christian Automotors-Ford dirige su artillería comercial a la colocación de vagonetas medianas de uso familiar que es el segmento que más ha crecido en ventas merced a la capacidad de ahorro de la familia y facilidades crediticias que ofrece el sector financiero.
La compañía ofrece descuentos que, en función de cada modelo, varía entre un 3% y un 4%; además brinda facilidades para adquirir un vehículo. Hacen notar que han equilibrado el bajón del sector agrícola con otros segmentos económicos menores.

Desde Andar Motors, en su oferta incluye vehículos de las marcas BMW y MINI, el gerente comercial, Omar Sánchez, habla que la desaceleración económica ha impactado en los clientes del sector petrolero y que no tiene demasiada relevancia en el segmento agrícola y el minero.

De las estrategias corporativas, dijo que han diversificado la gama de productos y configuraciones automotrices para llegar a un mayor número de potenciales clientes en las regiones de Cochabamba y La Paz.
Habla de una nueva estrategia y enfoque comercial con acciones dirigidas a conquistar el sector comercial, de servicios y ejecutivo de empresas relacionadas con el sector financiero nacional y, en el caso de La Paz, incluye los diplomáticos. No tiene campañas de rebaja de precios, pero lo hace en Fiacruz, el Día de la Madre y en la feria Expocruz.

Desde Carrera Motors-Rodaria se habla de una contracción en la demanda del sector automotriz que toca a camiones, buses, maquinaria pesada, tractores, pero que en autos, vagonetas y camionetas la demanda histórica es sostenida.

La estrategia de Fiat en Bolivia para este año es la diversificación de nuevos modelos. Antes que culmine este mes lanzará una camioneta 4x4 y para el segundo anuncia un nuevo modelo de auto hatchback de cinco puertas con un precio de venta que revolucionará la oferta económica de autos en el mercado.

En el caso de Autolíder, concesionaria de Ovando, a decir del gerente de ventas, José María Ibarnegaray, el comportamiento comercial es lento. Atribuye el fenómeno a la ralentización de la economía agrícola y petrolera que desde hace meses dejó de demandar camionetas.

Según el ejecutivo, para equilibrar el bajón, la empresa está atacando nuevos nichos de mercado -por estrategia no los detalló- e impulsando una agresiva campaña de visita ‘puerta a puerta’ y a empresas para ofrecer la gama de productos automotrices que tiene Autolíder.
En el tema de ventas corporativas, Ibarnegaray indicó que por la compra arriba de tres unidades hacen precios diferenciados. En el caso del vehículo Mirage, ofrece crédito directo con facilidades de pagos mensuales.

En la automotriz Carmax, distribuye vehículos Hyundai e Isuzu, el gerente general, Francisco Osinaga, refirió que la compañía no ha experimentado un bajón en ventas y más bien registra un crecimiento atribuido a la diversificación de su oferta con modelos de reciente incursión en el mercado con una variedad de precios que van desde $us 10.900.

Desde la automotriz Autokorp-Great Wall se informó de que para neutralizar la desaceleración económica en algunos segmentos han enfocado su fuerza de venta al sector de vehículos SUV y crossovers.
Apostó por la introducción de la línea premium Haval con vagonetas de alta gama con precios desde $us 23.900. Tiene activa la liquidación de las últimas unidades 2016 con descuentos de hasta $us 3.000.

Para procesar este balance sectorial automotriz se envió un requerimiento de información, a través de un cuestionario, a 13 concesionarias; no respondieron Toyosa, Autosud, Imcruz y Luxor Automotors. Esta última se excusó aduciendo que el ejecutivo que debía responder estaba de viaje fuera del país.

Hablan de mora cero
Pese al enfriamienrto económico que reflejan sectores relacionados con actividades agroproductivas, mineras y petroleras, la mora en el conjunto de las automotrices consultadas es cero.

Las que ofrecen financiamiento directo y a través del sistema de intermediación financiera dieron cuenta de que no registran inconvenientes y hablan de una relación sólida y estable con su cartera de clientes