Escucha esta nota aquí

En su informe 'Vulnerabilidad de la deuda soberana en las economías en desarrollo' el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) alerta de la necesidad de aplicar mecanismos para aliviar la deuda soberana agravada por la pandemia en los países con ingresos bajos y medios, muchos de ellos en América Latina y el Caribe.

En este documento el PNUD analiza la vulnerabilidad de la deuda en 120 economías de ingresos bajos y medios para identificar cuáles están en mayor riesgo.

De esta forma, clasifica 72 economías como "vulnerables". Según el informe, la deuda en esos países permanecerá elevada probablemente durante años y esto impedirá a los gobiernos realizar inversiones decisivas para beneficiar a la población y combatir el cambio climático.  

Entre los países vulnerables aparecen El Salvador, Honduras, Costa Rica, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Belice, Bolivia, Nicaragua, Argentina, Granada, Jamaica, Haití y San Vicente y las Granadinas.

"Medidas insuficientes"

"Este año, se adeudan cerca de 1,1 billones de dólares en pagos del servicio de deuda. Solo un 2,5 % de esa cantidad sería suficiente para vacunar a 2.000 millones de personas bajo la iniciativa Covax [Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra el covid-19]", explicó el administrador del PNUD, Achim Steiner.

La Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI), que permite interrumpir la deuda a los países más vulnerables, adoptada por las potencias del G20 ha sido "necesaria pero insuficiente".

En Bolivia, el presidente Luis Arce Catacora anunció que gestionará la suspensión del pago del servicio de la deuda externa, ante el descalabro económico atribuido al anterior gobierno.

Comentarios