Escucha esta nota aquí

Debido los enfrentamientos registrados en propiedades tomadas ilegalmente, el sector productivo se declara en emergencia, así lo indicó Oscar Mario Justiniano, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO).

Ante la delicada situación, Justiniano se dirigió al presidente del país, Luis Arce, y le hizo notar que, como sector agropecuario, le solicitan su intervención para frenar de forma inmediata este tipo de acciones antes que se desborden hechos de mayor violencia con consecuencias incalculables.

Justiniano considera que el estado de derecho y el respeto a las normativas es fundamental para una convivencia pacífica y el desarrollo de la sociedad. Por lo que as autoridades e instituciones públicas deben ser respetadas por toda la población y son las responsables de hacer cumplir todo nuestro marco jurídico vigente

El productor resaltó que las inversiones, la generación de oportunidades y empleos para los más necesitados, depende en gran medida de la certidumbre para el sector agropecuario.

“El mayor grado de incertidumbre es que hasta la Policía ha sido atacada con armas de fuego, dejando entre sus filas a efectivos heridos de bala, destrucción de vehículos en los que se transportaba un contingente para hacer cumplir las leyes de nuestro país”, observó Justiniano.

El dirigente máximo del agro cruceño lamentó que se registren este tipo de conflictos que son de conocimiento público, donde productores son atacados con armas de fuego y efectivos policiales heridos. 

Brindó su respaldo a la Policía Boliviana, al ser esta la institución encargada de hacer cumplir el estado de derecho, el mismo que fue vulnerado con actos que calificó de delincuenciales.

No a los asentamientos ilegales

Sobre el tema, el director departamental del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Adalberto Rojas, en declaraciones a la agencia ABI informó que, en Santa Cruz, solo falta sanear el 10% de la tierra. 

De ese porcentaje, 6% tiene conflictos, por lo cual llamó al diálogo y anunció que una comisión visitará las zonas donde se registraron enfrentamientos, con el fin de propiciar soluciones, en el marco de sus competencias.

La autoridad  indicó que el saneamiento de tierras en Santa Cruz podría concluir en los siguientes tres años y medio y detalló que uno de los conflictos se presentó en la propiedad denominada “El Encanto”, cerca de Ascensión de Guarayos, que fue saneada en 2004 y transferida a una familia Yujra en 2017, la cual se dedica a la producción de soya.

Rojas sostuvo que, si bien las comunidades indígenas observaron esa propiedad y solicitaron la reversión de esa tierra, el INRA determinó que se trata de una propiedad privada y de un predio saneado por lo cual no corresponden asentamientos ilegales.

El otro conflicto que se tradujo también en un enfrentamiento, tiene que ver con un predio ubicado en el sector de El Puente y San Julián, donde existe un terreno que tiene una parte del mismo al interior de una reserva.

Al respecto, el director departamental del INRA, explicó que el propietario de ese terreno fraccionó la propiedad de manera irregular para tratar de evitar las restricciones de saneamiento que, por sus características, permiten llegar solo a 500 hectáreas, por lo que se anuló su saneamiento.

Comentarios