Escucha esta nota aquí

Terumi Matsuo de Claverol, embajadora de Paraguay en Bolivia, considera que los $us 100 millones de intercambio comercial entre ambas naciones son solo el principio. Es una convencida de que a la hora de elegir una determinada logística de transporte para la exportación deben primar los costos y no los intereses sectoriales.

_En 2019 se firman distintos acuerdos entre Bolivia y Paraguay, en el plano económico ¿hasta dónde se avanzó?
Se están por cumplir tres años de la firma de esos acuerdos y en el plano económico se hicieron importantes avances en el intercambio de tecnología destinada a la genética para la producción bovina. Más en nuestro caso que somos el séptimo productor del alimento a escala mundial.

También se trabajó en el aspecto energético, puntualmente en el área de los hidrocarburos. Un bien que en Paraguay no tenemos y por ello, buscamos complementar nuestra economía con la boliviana.

_¿Qué ven como potencial en Bolivia para Paraguay?
Bolivia es un país riquísimo que tiene distintos recursos que nosotros necesitamos. El Gas Licuado de Petróleo (GLP), es uno de ellos. A partir de 2019, lo estábamos importando, pero por la inestabilidad política y los incumplimientos de YPFB en abril de 2020 dejamos sin efecto dicho contrato. Sin embargo, esperamos volver a reactivar ese acuerdo, porque Paraguay necesita del energético.

Otro producto que nos interesa y que también estuvimos comprando es la urea, como país agricultor, este fertilizante es de gran demanda y por ello, necesitamos de la producción boliviana.

Un proyecto que no se pudo concretar, pero que no descartamos es la provisión de gas natural para la industria paraguaya, que se iba a realizar de forma directa desde un gasoducto de Tarija hasta Asunción.

_¿Cuánto genera el intercambio comercial entre ambos países?
En conjunto suman alrededor de $us 100 millones, con una balanza comercial equilibrada ya que Bolivia nos exporta por un valor de $us 50 millones y nosotros también le vendemos por el mismo monto. En 2019, la balanza fue favorable a Bolivia, mientras que en 2020 lo fue para Paraguay.

Mientras que, en el primer trimestre de esta gestión levemente la balanza es favorable a Bolivia.

_¿Paraguay qué le vende a Bolivia?
Les exportamos medicamentos, insecticidas, herbicidas y raticidas.

_En esta relación comercial, ¿cómo afecta el contrabando?
Es un gran problema que nos afecta debido a que Argentina y Brasil devaluaron su moneda por lo que su producción tiene un menor costo para el consumidor final. Así que en nuestros mercados se pueden encontrar distintas marcas de los países vecinos.

También somos un lugar de paso para distintos artículos que pasan a Bolivia; por ello, realizamos distintos controles y labores entre ambas naciones para tratar de frenar estos actos lícitos que provocan mucho daño a nuestras economías e industrias. Pero es evidente que es muy difícil controlar al contrabando.

_¿Cuál es la política de atracción de inversión extranjera que lleva adelante Paraguay?
Desde hace un buen tiempo, antes de la pandemia, Paraguay ya llevaba adelante las ventajas fiscales. Las mismas tienen que ver con varias leyes, como la Ley 60/90 que establece el Régimen de Incentivos Fiscales para la Inversión de Capital de Origen Nacional y Extranjero; es decir, que se exonera de cualquier pago impositivo al inversor extranjero.

Otra normativa es la Alianza Público-Privada, que es una modalidad de contrato donde se busca que el empresariado paraguayo presente proyectos al Estado y que éste le permita invertir en las mejores condiciones. Luego tenemos el Régimen de Maquila, en donde no se cobra ningún impuesto al empresario extranjero que instale una fábrica en Paraguay, traiga tecnología, capacite a los trabajadores y genere nuevos puestos laborales.

_¿Cuáles son los resultados de estas estrategias?
Desde que se vienen implementando las ventajas fiscales, allá por 2014, la presencia de fábricas brasileñas se ha triplicado y hemos registrado un gran aumento de inversores bolivianos que llegan a Paraguay, en busca de mejores condiciones, como la estabilidad política y económica para producir. Entonces, se puede decir que los resultados son muy buenos, por lo que nos lleva a seguir trabajando para superar las metas trazadas.

_¿Cómo superaron la discusión del uso de la biotecnología y producir con transgénicas?
Aún hoy se discute, pero Paraguay, a la luz de los resultados, optó por incorporar la biotecnología a su producción agropecuaria lo que nos permite ser uno de los principales productores en el mundo de soya y carne bovina. La pregunta es: ¿si es tan peligrosa esta tecnología, porque hay tanta demanda? Paraguay seguirá trabajando en la ampliación de su frontera agrícola y en mejorar sus rendimientos.

Comentarios