Escucha esta nota aquí

El empresariado tarijeño pide a la Aduana y fuerzas del orden realizar operativos en depósitos internos de contrabandistas, para evitar la comercialización de productos comestibles y bebidas alcohólicas en los mercados de abasto que se internaron por la vía ilegal desde Argentina.

Gerardo Aparicio, presidente de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Tarija (Caincotar) sostuvo que, para que sea más eficaz la lucha contra el contrabando, se debe encarar estos operativos.

Según el empresario, en inmediaciones de los mercados de abasto existen grandes galpones de los contrabandistas con productos comestibles y bebidas alcohólicas que después son redistribuidas para su comercialización.

Aparicio dijo que la lucha contra el contrabando no solo debe ser prioridad en la frontera con Argentina y las vías terrestres, sino también en los mercados internos.

Patricia Vargas, gerente general de la Federación de Empresarios Privados de Tarija (FEPT), mencionó que el sector vitivinícola, de lácteos, avícola y la industria de productos alimenticios son los más afectados por el contrabando.

A su criterio, el impacto ha sido negativo para estos sectores importantes de la economía departamental en 2020, debido al  contrabando ‘hormiga’ de productos comestibles y bebidas alcohólicas que se internaron por pasos ilegales desde Argentina a lo largo de la cuarentena rígida, pese al cierre fronterizo por la pandemia del Covid-19.

Comentarios