Escucha esta nota aquí

En las instalaciones de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), se realizó la reunión de la Comisión de Lucha contra la Violencia a las Mujeres.

El encuentro impulsado por el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, a través de la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano y la Dirección de Género, busca crear alianzas que permitan dar respuestas concretas ante los actos de violencia, que en particular afectan a las mujeres.

Jean Pierre Antelo, presidente de la Fepsc, indicó que es momento que los empresarios aporten ideas y soluciones y que estas sean el resultado de un pacto de la sociedad civil en donde se deje en claro que los actos de violencia no son compatibles con el ideal empresarial.

Antelo hizo notar que una mujer que sufre de violencia no puede desempeñar de la mejor manera su actividad profesional u oficio laboral y eso se traduce un impacto negativo el aspecto económico.

Los permisos para realizar las denuncias, la contratación de abogados, el recurrir a médicos forenses, de acuerdo con Antelo, afectan a la concentración y a una adecuada práctica laboral de las personas afectadas por la violencia de genero.

Para tener datos más precisos, Antelo indicó que se va a crear un observatorio para que mida la incidencia, en el tema económico, de la violencia contra la mujer y cómo esta puede ser revertida.

El empresario considera que es importante realizar una labor de concienciación para tratar de erradicar el comportamiento violento y que las sanciones desde el ámbito empresarial son un paso que se puede dar para terminar con estas malas prácticas sociales.

“La violencia contra la mujer puede ser una causal de despido. Por eso es importante avanzar y concretar las distintas mesas de diálogo para fijar este tipo de sanciones sociales que no están en línea con las actuales prácticas empresariales”, sostuvo Antelo.

Comentarios