Escucha esta nota aquí

Un pilar fundamental para mejorar la imagen del entorno de una organización es la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). En ese sentido, las grandes empresas se han convertido en la punta de lanza de estas prácticas y la han impulsado a otras esferas productivas y empresariales.

Inversión e impacto

Un reciente estudio realizado en México, reveló que un 78% de las compañías grandes tiene un presupuesto específico para la RSE, frente a un 31% de las mypes. El estudio también refleja que el 30,3% de las grandes empresas destina más de $us 156.000 a responsabilidad social mientras que un 21,7% de las mipymes confesaron “no invertir en ello”.

De acuerdo a Heiver Andrade, representante de la Fundación Amigarse, las petroleras hace más de 15 años fueron los primeros en introducir la RSE en Bolivia. Mientras que actualmente son las entidades financieras las que llevan la delantera en este campo en el país y también resaltan los ingenios azucareros. Sin embargo, considera que más que la inversión, importa el impacto y valor que pueda dejar en el lugar de acción y en la sociedad.

No necesariamente cuando se quiere hacer RSE se debe medir con el presupuesto que se tiene, sino más bien por las transformaciones que generan”, comentó Andrade.

En este sentido, Marco Zárate, analista de comunicación de Itacamba, señaló que en Bolivia existen prácticas exitosas de RSE, tanto en las grandes empresas, como en pymes, siendo esta filosofía un pilar importante para la sostenibilidad del negocio.

También informó que actualmente ejecutan alrededor de 30 proyectos de RSE en los ámbitos de desarrollo social, dinamismo económico, desarrollo institucional y medioambiente. “Para nosotros es importante el impacto de la responsabilidad social”, dijo.

También te puede interesar:

Comentarios