Escucha esta nota aquí

Durante el aniversario de YPFB y la conmemoración del Día del Trabajador Petrolero, Luis Arce, presidente del país, sostuvo que uno de los principales desafíos que tiene la estatal petrolera es el de erradicar la corrupción y trabajar de manera transparente.

Arce, al recordar los 84 años de YPFB, sostuvo que aparte de los desafíos de aumentar la producción, de consolidar las reservas y  reducir la importación de diésel, hay un enemigo que manchó a la empresa estatal y eso no puede volver a suceder.

El jefe de Estado se refería a la corrupción a tiempo de remarcar cómo Yacimientos en tan poco tiempo estuvo en los titulares de los medios comunicación y no por noticias favorables o positivas.

“La esperanza en esta nueva gestión es que se garantice absolutamente transparencia en todos los procesos de contratación para tener una administración financiera, administrativa y técnica intachable”, recomendó Arce.

Ante este desafío, Arce remarcó que el trabajador petrolero tiene que ser absolutamente consciente de la realidad y del papel de su empresa estatal dentro de la estrategia de desarrollo del país, a tiempo de precisar que ésta es la única manera de garantizar un trabajo, no solo por el salario si no por convicción.

En cuanto a la estrategia para fortalecer a la petrolera estatal, Arce indicó que es la industrialización con sustitución de las importaciones de gasolina y diésel, y el proyecto de producción de biodiésel, son los encargados de llevar adelante la transformación que el país necesita.

El jefe de Estado criticó que la "miopía" del Gobierno de Jeanine Áñez que atrasó el camino hacia la industrialización de los combustibles.

 

Comentarios