Escucha esta nota aquí

YPFB Chaco, subsidiaria de la empresa estatal YPFB, aisló a 22 funcionarios de la planta separadora de líquidos Carlos Villegas, de la provincia Gran Chaco (Tarija), después que dieron reactivo a las pruebas rápidas de Covid-19.

Las muestras tomadas a este personal se enviaron a un laboratorio para las pruebas de PCR a fin de descartar o confirmar que padecen coronavirus.

Según el comunicado oficial de YPFB Chaco, esa cantidad de operarios a partir de este jueves son evacuados a un hotel y centros de salud para continuar con la cuarentena en cumplimiento a los protocolos de salud.

“El personal se encuentra aislado, asintomático y con el seguimiento médico respectivo bajo coordinación con las autoridades de salud correspondientes y el médico laboral de la empresa”, menciona el reporte de la subsidiaria.

Las pruebas rápidas se realizan al interior de la planta separadora de líquidos, ubicada en las afueras de la ciudad de Yacuiba y a 20 kilómetros de la frontera con Argentina, en aplicación a los protocolos de bioseguridad por la pandemia.

La planta separadora de líquidos Gran Chaco fue construida en una superficie 469 hectáreas en la gestión del anterior Gobierno con una inversión de más de $us 600 millones.

YPFB Chaco es la operadora y encargada del mantenimiento de este complejo hidrocarburífero que recupera licuables para obtener GLP, etanol, gasolina natural e isopentano.