Escucha esta nota aquí

Las nuevas disposiciones que endurecen la emergencia sanitaria en Bolivia, pasan factura a las diferentes cadenas de supermercados que hoy tuvieron problemas para abastecerse de mercadería. Los negocios piden al Gobierno garantías para trabajar y poder proveer de artículos básicos a la población.

Ayer, el Gobierno limitó las salidas de las personas incluso para proveerse asignando un día específico de la semana según la numeración de la cédula de identidad. Esto para evitar la propagación del coronavirus en el país, que registra más de una treintena de casos.

Sergio Weise, presidente de la Asociación Boliviana de Supermercados informó que personal, de algunos de su afiliados, fueron detenidos por las fuerzas del orden que estaban haciendo cumplir las últimas medidas dictadas por el Gobierno que limita el tránsito de personas.

 “Nos están obligando a irnos más temprano. Vamos a cerrar a las 11, porque si no nos van a detener y nos van a multar. Estas últimas medidas están perjudicando el abastecimiento de la población”, dijo.

El dirigente agregó que incluso los pases de autorización quedaron anulados. “El día se ha vuelto caótico. No podemos movernos en las calles y la Policía no está entendiendo que pertenecemos a la cadena de abastecimiento”, dijo.

Insistió en que las nuevas disposiciones están perjudicando el abastecimiento y advirtió que se está registrando aglomeración en algunos establecimientos.

“No nos oponemos a las medidas sanitarias, pero se debe coordinar de forma más inteligente y se debe de trabajar con tiempo, se les debe decir a la red de abastecimiento tres o cuatro días antes para habilitar los pases”, dijo.

Explicó que incluso se pararon buses que algunas cadenas habilitaron para transportar a su personal. “A este paso vamos a tener que cerrar, porque nosotros estamos abriendo por un tema de responsabilidad. En este momento no estamos ganando dinero. Las ventas se nos han caído”, subrayó.

En la misma línea, Mauricio Caussin, administrador general del IC Norte, señaló que varios de sus proveedores han tenido problemas para llegar con la mercadería. Incluso cuatro de los buses que habilitó esta compañía para transportar a su personal fueron parados por agentes del orden.

“El nuevo decreto deja muchas cosas en la nebulosa. No dice qué se va poder hacer o no. Hoy algunos proveedores que fueron retenidos cuando iban a traer carga, lo ideal es que exista una norma clara”, afirmó.

Caussin coincidió en que los excesivos controles están complicando la red de suministros, y que lo peor es que la tramitación de nuevos permisos es morosa para los comercios.

 Gobierno da vía libre al transporte de alimentos

En medio del caos generado a raíz de las nuevas medidas de control, en comunicados el ministro de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo, informó que todas las empresas de servicios públicos e industrias, tanto públicas como privadas dedicadas a la producción de alimentos, de higiene, medicamentos y artículos de primera necesidad y su personal, podrán circular de manera garantizada desarrollando sus actividades sin interrupciones de lunes a domingo.

Es más, en el comunicado Rojo indicó que estas personas podrán circular las 24 horas del día. Por otro lado, dijo que los proveedores que abastecen los mercados, tiendas, almacenes y supermercados podrán trabajar todos los días de 14:00 a 5:00 conforme al sector.

En esa línea, el ministro de Gobierno Arturo Murillo, dijo que se dará colaboración a los que transporten alimentos. "Todos los que están con alimentos tienen vía libre y van a estar protegidos por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, de lunes a viernes que son los días que van a salir a vender; va a salir la gente a comprar de acuerdo a los Carnet de Identidad, como ha explicado la Presidenta", precisó.

Sin embargo, el caos quedó instalado.


Comentarios