Escucha esta nota aquí

El viceministro de Industrialización, Comercialización y Almacenaje de Hidrocarburos, William Donaire, informó que especialistas de tres países evaluarán la situación de la planta de urea.

El proyecto petroquímico está emplazado en la localidad de Bulo Bulo, demandó una inversión cercana a los 1.000 millones de dólares. En el Gobierno de transición sus operaciones fueron suspendidas alegando que generaba pérdidas al Estado.

Donaire, citado por el periódico Estatal Bolivia, explicó que el personal técnico de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) hizo un primer diagnóstico “consistente en un análisis de ensayos no destructivos que detectó problemas en varios equipos de la planta".

“Aún falta que vengan los tecnólogos (…) a verificar, porque no se pueden tocar esos equipos patentados, entonces tienen que venir, ellos van a llegar a mediados de abril para verificar cuál ha sido el problema realmente que tiene esa planta (de urea)”, dijo.

En este contexto, señaló que se espera el  arribo al país del grupo de tecnólogos para la evaluación y el mantenimiento correctivo. Estos especialistas provienen de Corea del Sur, India y Estados Unidos, sostuvo la autoridad.

En la víspera, el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, señaló que se conformaría una comisión para investigar la paralización del proyecto y otras plantas estatales.

El legislador adelantó también que, según el cronograma de YPFB, el complejo podría volver a entre abril y mayo de este año.

El Gobierno del presidente Luis Arce Catacora calculó que la paralización del proyecto generó al Estado una pérdida de 250 millones de dólares.

El ministerio de Hidrocarburos, adelantó que procesará a las exautoridades del sector por ordenar la paralización del proyecto.

Comentarios