Escucha esta nota aquí

Por: Ximena Gutiérrez

Después de que la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) resolviera suspender operaciones en el aeropuerto José Cochamanidis Saucedo, de San Ignacio de Velasco, por el avasallamiento cerca del eje de pista, autoridades de este municipio informaron que ya existe una acción penal contra los líderes del grupo denominado “Los sin techo” y solo se aguarda una orden fiscal para desalojar a estas personas.

Natasha Castedo (Creemos), concejal de San Ignacio de Velasco, detalló que son alrededor de 300 personas instaladas en un terreno de propiedad municipal que tiene una superficie 314.825.97 metros cuadrados y que por Ley está declarada para “uso de equipamiento”, es decir que no pueden ser urbanizadas. Asimismo, dijo que los avasalladores violaron también una segunda Ley, al no tener permiso de catastro para hacer construcciones.  

“Como Concejo Municipal se envió una carta al ejecutivo municipal para que presente un informe, que ya fue remitido, de las acciones legales que se han tomado sobre el tema y se ha enviado una misiva para que se actúe de manera inmediata y pueda liberar y proceder al desalojo de estas personas”, expresó la concejal.

En medio de la crisis sanitaria que vive el departamento por el coronavirus, la suspensión de vuelos de este aeropuerto está afectando considerablemente a este municipio, que no puede trasladar pacientes graves de Covid-19 a los hospitales de tercer nivel ubicados en la ciudad de Santa Cruz y tampoco puede facilitar la llegada y recarga de tubos de oxígeno para el hospital de este municipio.

‘’El perjuicio es grande ya que es el único aeropuerto en funcionamiento y se ha cortado la circulación aérea en todo el municipio. Ahora todo se lo hace por tierra y eso significa mayor demora en traslado de pacientes y de oxígeno que son entre 7 y 8 horas de viaje hasta Santa Cruz”, dijo la autoridad.

A pedido de los denominados “Los sin techo”, el próximo jueves se realizará una audiencia municipal en una Sesión del Concejo para escuchar a estas personas, que desde mediados de diciembre del año pasado se encuentran asentadas en estos terrenos.

El pasado viernes 21 de mayo a través de un comunicado, la DGAC suspendió las operaciones en el aeropuerto ante el avasallamiento cerca del eje de pista y a lo largo de los 1.200 metros de la misma, que ponían en riesgo las operaciones aéreas. La verificación de inspectores se constató que se construyeron viviendas a una distancia aproximada de 20 metros del eje de la pista.

Comentarios