Escucha esta nota aquí

En las últimas semanas, La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), la empresa tecnológica Quipus y la línea aérea Boliviana de Aviación (BoA) han reportado pérdidas económicas preliminares por más de Bs 2.700 millones para el Estado.

La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel)

Una investigación administrativa y económica, entre 2018 y 2019, deja entrever un daño económico de Bs 601,3 millones en las gestiones de los ex gerentes Óscar Coca y Mauricio Alberto Altovez. El informe, incluye los excesos de Elio Montes, designado en el Gobierno de Jeanine Áñez, que ahora se encuentra prófugo de la justicia por delitos de corrupción.

En diciembre de 2019, el mismo Elio Montes había denunciado que Entel fue utilizada como la ‘caja chica del MA’ y reveló que la mala administración de Óscar Coca causó un daño económico de otros Bs 1.700 millones.

La empresa tecnológica Quipus

Observaciones administrativas preliminares que se hicieron en la presente gestión, la entidad habría realizado una resolución de incumplimiento de contrato con la estatal de seguros UNIvida por no pagar aproximadamente Bs 29 millones por la venta de tags RFID para el SOAT 2016.

Además, en 2017 se entregó a la firma argentina RXART Srl, un total de 11.535 celulares Tinku, 1.393 celulares Heka y 3.349 pantallas LCD de celulares Tinku, para su reposición, llegando a Bs 13 millones en pérdidas. El caso se analiza a nivel jurídico. Además, Quipus tiene un proceso por los delitos de contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica, incumplimiento de deberes e incumplimiento de contrato, por beneficiar a la empresa argentina, con Bs 40 millones.

La línea aérea Boliviana de Aviación (BoA)

En las últimas horas, desde Cochabamba, el gerente general de la aerolínea estatal Juan Carlos Ossio, reveló que la empresa registra una pérdida acumulada de $us 50 millones (Bs 348 millones) entre 2014 y 2019, de acuerdo a un balance de los estados financieros.

El gerente identificó cuatro problemas. Falsificación de la contabilidad que no incluyó la desvalorización de los aviones, paralización de varios aviones, ausencia de BoA en cielos internacionales y los conflictos de octubre y noviembre que recayó en el flujo de pasajeros internacionales.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, descartó una supuesta ‘quiebra’ de BoA y aseguró que la aerolínea estatal transporta desde febrero, más pasajeros que los registrados el año pasado, lo que genera mayores recursos.

Comentarios