Escucha esta nota aquí

Intercambios de correos y un informe realizado por la jefatura de Finanzas y Tesorería a los que accedió EL DEBER revela el incremento de la planilla de funcionarios de YPFB Logística y el supuesto retiro irregular de $us 100.000 de las arcas de esa compañía estatal. El gerente general de la firma, Anderson Menezes, admitió la contratación del personal y aseguró que el proceso para el retiro del monto fue legal.

En fecha 22 de mayo, el jefe del área de Finanzas y Tesorería de YPFB Logística, David Guachalla, envió un informe al gerente general de la firma Anderson Menezes. En el documento el funcionario hace notar una serie de presuntas irregularidades en el manejo administrativo de la compañía.

Entre los puntos que menciona el informe está el retiro irregular de $us 100.000 de las arcas de la compañía, en cumplimiento a una orden de Casa Matriz para destinar estos recursos a la lucha contra el coronavirus. Según el documento, en este proceso se vulneraron los estatutos y procedimientos.

La solicitud por parte de YPFB transgredió los estatutos de la empresa al no canalizarse previamente a través del directorio, atribuyéndose de manera incorrecta la Gerencia Financiera su autorización”, señala el informe del ejecutivo.

Sobre este punto, Menezes explicó que solo se siguieron las disposiciones emitidas desde YPFB Corporación, que solicitó una donación a cada subsidiaria para apoyar la emergencia sanitaria que vive el país.

Minimizó el informe indicando que no fue solicitado por nadie. Además, dijo que el aporte de $us 100.000 fue coordinado y aprobado por YPFB Corporación para la compra de cabinas, para hacer análisis y equipamiento de bioseguridad.

“Cada subsidiaria hizo su aporte. Tenemos una carta de solicitud y la aprobación del directorio para que se haga la donación y se hizo un cierre contable”, señaló.


LEA TAMBIÉN

ECONOMÍA

Disponen detención preventiva para dos ex funcionarias de YPFB

El martes, tres personas fueron aprehendidas dentro del proceso de investigación. Una de las investigadas obtuvo detención domiciliaria


Otra de las irregularidades que hizo conocer un funcionario de la empresa que pidió la reserva de su nombre, pero envió correos a EL DEBER para respaldar su reclamo, es el incremento de la planilla salarial en más de un 23%, pasando la compañía de tener 171 funcionarios a 211.

"Existe personal que está percibiendo salarios sin tener siquiera asignada una computadora, ni escritorio, ni funciones", señala.

Por ejemplo, EL DEBER accedió a un contrato con un funcionario de YPFB Logística por un haber mensual de más Bs 15.000.

El funcionario explica que estas contrataciones vulneran todo el procedimiento debido que el personal no cumple con el perfil ni la experiencia necesaria para ocupar los diferentes espacios laborales.

Sobre este tema, Menezes admitió que hubo contrataciones en su momento “cuando empezó el año”, “y que varias se hicieron de forma irregular”.

Se pidió un informe al jefe de Recursos Humanos, que en su momento no atendió los requerimientos y éste fue retirado de la empresa”, señaló.

Una fuente interna de YPFB Logística negó esta afirmación y aseguró que todos los contratos eran autorizados por la gerencia general y el directorio de la subsidiaria estatal.

“Esas dos áreas pasaban los currículums de todos los que iban a ser contratados. Ellos eran los que autorizaban”, señaló la fuente.

Otra de las anormalidades mencionadas es el incremento en el gasto de combustibles, debido a que varios vehículos, que no son parte de la compañía, usan vales en surtidores que tienen convenio con la firma.

Menezes dijo que se investigará este hecho y que solo vehículos de la empresa han utilizado estos tickets.

“Si hay algún vale que no corresponde, eso no se paga”, señaló.

En esa línea el funcionario detalla que la Gerencia de Administración y Finanzas, canalizó un fondo para apoyar a la Gobernación de Santa Cruz, que a la fecha no fue registrado en la contabilidad de la empresa.

Dicho beneficio corresponde a una colaboración solicitada por la Gobernación de Santa Cruz, para apoyo a la lucha contra el coronavirus, por un monto de Bs 140.386 que se usó para la compra de insumos, entre ellos, trajes de bioseguridad.

Sobre este punto, el ejecutivo sostuvo que este informe fue elaborado debido a que al funcionario no soportó que se le asignen otras funciones, y que lo único que busca generar el documento es inestabilidad.

Mientras que el funcionario denunció que incluso su trabajo está siendo entorpecido por la persecución laboral por parte de la Gerencia de Administración, impidiendo que los empleados coordinen el trabajo con el jefe de finanzas.

Fuentes del interior de YPFB Logística confirmaron a EL DEBER las denuncias realizadas en este informe.