El ejecutivo, que es ingeniero civil de profesión, tiene casi 30 años de experiencia en el sector de las telecomunicaciones

El Deber logo
9 de febrero de 2019, 4:00 AM
9 de febrero de 2019, 4:00 AM

A sus 62 años, Juan Pablo Calvo asumió la presidencia del directorio de la telefónica Viva representando a Trilogy (compañía matriz). El ejecutivo, que es ingeniero civil de profesión, tiene casi 30 años de experiencia en el sector de las telecomunicaciones. De ese periodo de tiempo, 19 años los desempeñó en Viva, luego de haber sido vicepresidente ejecutivo y CEO de Telecel entre 1993 y 1998.

 ¿Cómo un ingeniero civil llega a trabajar en el sector de las telecomunicaciones?

En ese momento yo estaba siendo presidente ejecutivo de una fábrica de botellas en La Paz, aun siendo muy joven. Se me acercó uno de los accionistas de Telecel de ese momento y me dijo estamos buscando un gerente general, te conozco y veo tu perfil, apreciaría que podamos entrevistarte, ya que vendrá gente de Europa, te hagamos unos exámenes y veamos qué sucede. Hicimos las cosas y fui seleccionado. Un ingeniero es un ingeniero y este es un mundo electrónico, pero no de ingenieros electrónicos solamente.

¿Cómo ha evolucionado el sector en los 30 años que lleva trabajando en él?

Se ha producido un cambio ‘sideral’ desde los inicios. Recordando los inicios, en ese momento una de las expectativas que se tenía era conectar a 100 personas en un mes. Los teléfonos pesaban creo que 1 kilo, costaban $us 3.500 y solo se podían hacer llamadas. La batería de los teléfonos, sin exagerar, duraba sin usarlo entre cuatro y cinco horas. Si se utilizaba el teléfono, duraban entre 15 y 20 minutos. La llamada costaba más o menos Bs 3,25 de entrada y salidas y redondeado el minuto. Ahora ya no tenemos un teléfono, sino una computadora que pesa un décimo de lo que pesaban los primeros teléfonos. El hablar sigue existiendo, porque los seres humanos siempre nos comunicamos, pero la forma de hacerlo se ha transformado a variadas formas de estar comunicado o conectado. El servicio primordialmente es el de internet, que incluye voz. La unidad de abonados de hoy en día es una de hablar, de ver con quién está hablando, de enviar mensajes con quien está hablando, de enviar documentos, de tener entretenimiento, de tener educación, se ha vuelto un infinito de diferentes cosas, a precios ínfimos comparados con los del pasado, gracias a las decenas de radiobases que tenemos los tres operadores.

Teniendo en cuenta ese comportamiento del sector, ¿qué porcentaje de sus ingresos ya representa la venta de datos?

Hoy el mundo de datos representa el 60% de nuestros ingresos. Las telecomunicaciones son un negocio basado en datos y ya no tanto en la voz. Esto va a seguir cambiando. La voz seguirá existiendo, no es que las personas hayan dejado de hacerlo, sino que lo hacen a través de los datos.

En esta nueva etapa como presidente del directorio de Viva, ¿cuáles son los desafíos que va a afrontar?

El desafío siempre es generar la visión correcta del negocio, dónde estamos, dónde vamos y cómo llegamos. Al salir de la parte operativa, que te hace enfocarte en los procesos, en los detalles, en asegurarte de que el día a día esté bien, cambias de pensamiento y de sueños. Hay que repensar hacia dónde va el mundo, ‘leer’ más lo que va a ser ese futuro y diseñarlo. Al mismo tiempo llevaré un rol más activo en el intercambio de opiniones con entidades importantes en la comunidad.

Tags